Comercio Justo - AlterNativa3

Search

Este mes de mayo, recibimos a Exolina Aldana, productora de café de Comercio Justo de Nicaragua y un rol fundamental en dos cooperativas del Sur Global —presidenta en la cooperativa Augusto César Sandino y delegada en la cooperativa de segundo grado CECOCAFEN—, con una serie de actividades respaldadas por el Ajuntament de Terrassa.

 

Del papel de la mujer en la producción de café al Comercio Justo y el consumo responsable

 

Exolina nos ofrecerá su visión y nos acompañará en una de las fechas más señaladas de nuestro calendario: el Día Mundial del Comercio Justo.

 

Para ello, participará en diversas actividades con instituciones públicas, centros educativos y otras entidades para dar a conocer los beneficios que aporta el consumo de productos certificados como Fairtrade a las personas productoras.

 

Estas incluirán coloquios con estudiantes sobre Comercio Justo y consumo responsable, debates sobre agroecología y territorio, y conversaciones alrededor de una taza en las que dará voz a su propia experiencia para hablar del papel de la mujer en la producción de café.

 

Además, conversaremos sobre el desarrollo de los proyectos actuales de cooperación internacional con la cooperativa Augusto César Sandino, que empezaron de la mano con AlterNativa3 y el Ajuntament de Terrassa y ahora funcionan de forma autónoma. Entre otros temas de igual relevancia social, estos proyectos ponen el foco en el empoderamiento de la mujer, la defensa del medioambiente, el freno del cambio climático, becas para estudiantes y estudios que fomentan el desarrollo digital de jóvenes y mujeres en la comunidad.

 

Una figura relevante en la comunidad

 

Exolina respalda todas estas actividades y conversaciones con sus vivencias, ya que es una figura relevante en su comunidad por haberse convertido en una persona con cargos de responsabilidad siendo mujer y madre en un mundo mayoritariamente masculino.

 

Después de salir de ella para llevar a cabo sus estudios secundarios, volvió para trabajar y activar diferentes ámbitos de la cooperativa productora de la que ahora es presidenta. Sus primeros pasos en el movimiento vinieron, de hecho, con una beca de estudios universitarios que le permitió conocer mejor la labor de Augusto César Sandino.

 

Licenciada en Contabilidad por la Universidad de Matagalpa y diplomada en liderazgo de género y cambio climático por la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños (as) Productores(as) y Trabajadores(as) de Comercio Justo CLAC, ha realizado distintas tareas antes de convertirse en presidenta, y la experiencia la ha llevado a estar cada vez más comprometida con la educación para jóvenes y mujeres de la comunidad, el desarrollo de género y el empoderamiento de la mujer. 

 

¿Quieres sumarte a este movimiento internacional para proteger y defender el consumo responsable?

 

Te animamos a participar en las actividades que te esperan este mes de mayo y a hacer cambios en tus hábitos de consumo con productos como nuestro café de Comercio Justo de Nicaragua.

 

 

Si eres una persona que practica el consumo responsable, ¡esto te interesa! Si, en cambio, no lo practicas ni lo conoces, ¡esto te interesa! Y si eres alguien que siente curiosidad por lo que consume, pero tienes poco tiempo para investigar, ¡también te interesa! 

 

El comercio justo 

En AlterNativa contamos con 30 años de experiencia que hemos dedicado a la elaboración de café, cacao y azúcar de comercio justo. 

A lo mejor has oído hablar de este concepto -comercio justo- pero no sabes bien qué significa. Si es así, pon especial atención a las siguientes líneas.

El Comercio Justo es un sistema comercial internacional que juega limpio, tanto con las personas como con el planeta. 

El Comercio Justo no maltrata. No contamina. No tolera el trabajo infantil. No provoca deforestación. No involucra a infinitas acciones intermediarias. No admite ni elementos ni procesos químicos en los procesos de producción.

La lista de síes también es larga: 

El Comercio Justo sí garantiza condiciones laborales dignas. Sí asegura condiciones de producción ecológicas. Sí fomenta la creación de cooperativas. Sí promueve escuelas. Sí ofrece productos de calidad. Sí impulsa la innovación. 

Y, sobre todo, sí necesita que se den a conocer todos estos beneficios.

Y para eso necesitamos tu colaboración. Si eres una persona que ya disfruta de los productos de comercio justo ¡compártelo con tu entorno! Si todavía no te has atrevido, ¡lánzate a ello!

 

BioCoffice: café de calidad y compromiso ético en tu lugar de trabajo

En AlterNativa3 entendemos que tu pausa para el café no es solo un momento para recargar energías, también es una oportunidad para contribuir a un mundo más justo y sostenible. Por eso te presentamos BioCoffice, una iniciativa que lleva el compromiso con el comercio justo directamente a tu lugar de trabajo.

 

Soluciones sencillas de consumo responsable

Con BioCoffice nos metemos en tu oficina, en tu mesa, en tu sala de reuniones y en tu zona de descanso. Y es que nos gusta que disfrutes y compartas un café de calidad, responsable y ético donde más horas pasas a lo largo del día.

Por eso hemos creado las soluciones BioCoffice, que te ofrecen:

  1. Café para oficinas: BioCoffice es la solución perfecta para empresas comprometidas con el comercio justo y la sostenibilidad. Cada taza de café que disfrutes apoya a comunidades productoras en países del Sur Global, asegurando condiciones laborales justas y un precio digno por su trabajo.
  2. Suscripción de café: Con BioCoffice te ofrecemos la comodidad de recibir tu café directamente en tu lugar de trabajo, sin tener que preocuparte por realizar pedidos constantemente. Nuestra suscripción mensual te permite disfrutar de café ecológico y ético de manera regular, con la flexibilidad de poder ajustar tus preferencias según tus necesidades.
  3. Máquinas de café para empresas: Para aquellas empresas que aún no cuentan con una máquina de café, en AlterNativa3 ofrecemos una variedad de opciones que se adaptan a tus necesidades y presupuesto. Desde máquinas automáticas hasta sistemas de cápsulas reutilizables, tenemos la solución perfecta para tu oficina.

Con BioCoffice, además de hacerte la vida más fácil en tu lugar de trabajo, disfrutas de un café de primera calidad y sientes la satisfacción de saber que estás apoyando a comunidades productoras del Sur Global, garantizando unas condiciones de trabajo justas y un precio digno por su trabajo. 

Ya sabes que todos nuestros productos están certificados como ecológicos, lo que significa que se producen sin uso de pesticidas ni fertilizantes químicos. También promovemos prácticas agrícolas sostenibles que protegen la biodiversidad y los recursos naturales. Y además fomentamos la transparencia y la trazabilidad en toda nuestra cadena de suministro, para que puedas conocer el origen de tu café y el impacto positivo que tiene en las vidas de quienes lo producen.

 

Descubre el mundo BioCoffice: estarás disfrutando de un café de calidad también en el trabajo mientras contribuyes a un mundo más justo y sostenible.

 

Únete a nosotras en esta misión y haz de tu elección de café un acto de responsabilidad y solidaridad. ¡Juntas podemos hacer la diferencia!



En un mundo cada vez más consciente de su impacto en el planeta, el consumo responsable se erige como una poderosa herramienta para promover el cambio hacia un futuro más sostenible. En el Día mundial de las personas consumidoras, nos dirigimos a ti para recordarte el poder y el valor de tus decisiones de compra.

 

Celebrando la conciencia colectiva

En esta fecha importante, es crucial recordar nuestro papel como consumidoras y cómo nuestras decisiones de compra pueden impactar positivamente en el mundo. Optar por productos de comercio justo es una manera poderosa de contribuir a un futuro más equitativo y sostenible para todos.

El poder del comercio justo: toda contribución es valiosa

El comercio justo y el consumo responsable van de la mano, ofreciendo una vía hacia un futuro más justo y sostenible para todos.
De la conciencia con la que ejercemos nuestro papel de consumidoras dependen muchos elementos que son los encargados de impulsar prácticas más éticas y sostenibles. Nuestra contribución en el momento de la compra mejorará nuestro planeta y la vida contenida en ella.

Qué ganamos ejerciendo el consumo responsable

El efecto beneficioso del comercio justo se extiende mucho más allá de las simples transacciones comerciales. Los aspectos más importantes de practicar el consumo responsable son:

  • Respeto por el medio ambiente: Al escoger productos libres de pesticidas y químicos, estás protegiendo la naturaleza y sus ciclos vitales.
  • Calidad y cuidado de la salud: La producción respetuosa con los ciclos naturales de cosecha y los rigurosos controles de calidad aseguran un producto excelente que además protege tu salud.
  • Dignidad para las personas: Las personas productoras y trabajadoras reciben un salario justo y trabajan en condiciones dignas, mientras que los niños y niñas pueden ir a la escuela.
  • Un sistema comercial centrado en las personas y la naturaleza: Escogiendo productos de Comercio Justo, apoyas un sistema que prioriza el bienestar humano y el cuidado del medio ambiente sobre el lucro económico.

Al optar por productos de comercio justo, estamos construyendo un futuro más equitativo y sostenible para todos.

Te animamos a que, si aún no lo has hecho, hagas el cambio hacia productos de Comercio Justo. Si compartes nuestra visión de un desarrollo humano sostenible, esta es tu oportunidad de contribuir activamente.

Hoy y todos los días, agradecemos a todas las personas consumidoras que eligen el comercio justo. Con cada compra, estás optando por un estilo de vida más consciente y un modelo comercial más justo y equitativo. ¡Gracias por ser parte del cambio!

 

 

En AlterNativa3 somos conscientes de la urgencia por implementar nuevos modelos de consumo y producción. Es importante señalar que la emergencia no solo es medioambiental: las prácticas convencionales de producción intensifican la explotación laboral, la pobreza y la desigualdad en todo el mundo.

 

La realidad de un consumo insostenible

En la carrera desenfrenada de consumo y producción de hoy, se estima que en 2050 necesitaremos tres planetas para mantener nuestro estilo de vida. Este dato revela la insostenibilidad del modelo de consumo actual, agravado por factores como la degradación del suelo por químicos y la escasez de agua.

Desafío climático: el compromiso del Comercio Justo

Alertamos sobre el modelo convencional que favorece la producción a gran escala, con monocultivos y maximización de rendimientos a corto plazo. Este enfoque desencadena impactos negativos como la deforestación, la desertificación y la pérdida de biodiversidad.

12 prácticas de Comercio Justo contra el cambio climático

Este año compartiremos, en nuestro calendario de 2024, doce ejemplos reales de cooperativas de Comercio Justo que trabajan para mitigar los efectos del cambio climático. Únete a nosotras en la búsqueda de un futuro más sostenible y justo.

 

12 historias de Comercio Justo: transformando comunidades

En AlterNativa3 creemos y practicamos el Comercio Justo y luchamos por la protección ambiental y social. Por eso nos esforzamos, junto con comunidades de varias partes del mundo, por hacer realidad transformaciones equitativas, sostenibles y coherentes en los ámbitos comercial y agrícola. Estas son doce prácticas que ejemplifican este esfuerzo.

 

1- Seguridad alimentaria en Burkina Faso

24 mujeres en Burkina Faso están afrontando sequías e inundaciones por el cambio climático, mientras aseguran la seguridad alimentaria.
Organizan asambleas, distribuyen tareas y lideran proyectos sostenibles, promoviendo formación y propiedad de tierras para un futuro más sostenible.

 

2- Adaptación al cambio climático en Tailandia

En Yasothorn, Tailandia, el Comercio Justo impulsa un programa sólido de adaptación al cambio climático. Desde concientización hasta préstamos, la comunidad diversifica la agricultura, fortalece su capacidad colectiva y crea una red dinámica de aprendizaje.

 

3- Apicultura migratoria en Guatemala

En Guatemala, la apicultura migratoria traslada colmenas a áreas beneficiosas para las abejas, con inversiones en reforestación y capacitación para enfrentar el cambio climático. Se comparten éxitos en comités apícolas y se está creando una red dinámica de aprendizaje y cooperación.

 

4- La uva frente al cambio climático en Chile

La cooperativa Mi Fruta, en Chile, produce uvas de mesa y enfrenta el cambio climático con medidas estratégicas: mejora del suelo, fortalecimiento técnico y diversificación.
Las productoras también innovan con el uso de energía solar para secar uvas, adaptándose con resiliencia a las condiciones adversas y garantizando la productividad.

 

5- Variedades de café resistentes a la roya en Perú

Ante la amenaza de la enfermedad fatal del cafeto causada por el cambio climático en el cultivo de café en Perú, se están adoptando estrategias innovadoras.
Entre ellas, la producción de variedades de café resistentes, el rejuvenecimiento de las plantas, la fertilización optimizada, la reforestación, el control de maleza y la monitorización climática.

 

6- Banano y cambio climático en Colombia
El cambio climático afecta a la producción de banano en Colombia, con menos lluvias y mayor proliferación de plagas. Varias organizaciones trabajan en sistemas de riego, conservación de agua y optimización de recursos.

 

7- Capacitación en cambio climático en Nicaragua
La cooperativa Comulacs imparte capacitaciones personalizadas sobre liderazgo y cambio climático, con énfasis en un plan de mejoras.
También se proporciona formación en responsabilidad ambiental para promotoras y familias productoras, fomentando prácticas sostenibles y conscientes respecto al medioambiente.

 

8- Asesoramiento en cambio climático y café en Nicaragua
El cambio climático desafía a las productoras de café en Nicaragua. El Comercio Justo proporciona asesoramiento técnico personalizado para mejorar cultivos y garantizar la resiliencia frente al cambio climático, con herramientas para el presente y el futuro.

 

9- Minigranjas sostenibles en Burkina Faso
En Burkina Faso, las minigranjas familiares integran técnicas agrícolas y ganaderas para un ciclo continuo. Con apoyo financiero, asesoramiento y equipamiento, el proyecto fortalece a las mujeres en las comunidades, mejorando su participación y elevando la situación económica y sanitaria familiar.

 

10- Mujeres y avicultura de aldea en Burkina Faso
El apoyo de PPASA impulsa la avicultura de aldea en Burkina Faso, beneficiando a mujeres locales que generan ingresos para cubrir necesidades familiares como salud y educación. Las acciones integrales mejoran la salud avícola, los hábitats y la comercialización.

 

11- La caña de azúcar frente al cambio climático en Costa Rica
La cooperativa Coopevictoria enfrenta el incremento de plagas, las lluvias incontrolables y la erosión causados por el cambio climático.
Con su actividad, reduce emisiones, usa los residuos como abono orgánico y protege las fuentes de agua. Además, promueve prácticas sostenibles como el reciclaje de aceite vegetal para biodiésel.

 

12- Quinua sostenible y responsable en Bolivia
ANAPQUI (Asociación Nacional de Productores de Quinua) cultiva quinua de manera ecológica con procesos naturales.
Gracias a la CLAC, las productoras reciben formación sobre prácticas sostenibles y mitigación del cambio climático, que transmiten a las nuevas generaciones para asegurarse un futuro.

 

Tu consumo consciente y responsable también puede marcar la diferencia. Descubre nuestra actividad y nuestros productos de Comercio Justo.

  • Este proyecto permite reactivar la economía rural de cooperativas sociales agroecológicas, apostar por la sostenibilidad de la actividad agrícola tradicional y revertir la emigración y la despoblación del mundo rural.
  • La distribución de productos está centrada en Cataluña, el resto del país y, sobre todo, el ámbito internacional.

AlterNativa3 lanza su nuevo proyecto, Naterra, para abrir el sistema de comercialización justa a los países del norte. Y es que ya hace cinco años que la Asamblea de la Organización Mundial de Comercio Justo tomó la decisión de abordar este objetivo, una necesidad que se vio reforzada a raíz de la pandemia.

A esto hay que añadirle que, ante algunos escándalos recientes, las personas consumidoras del centro de Europa se están decantando, cada vez más, por productos elaborados respetando los principios del comercio justo local, los derechos humanos y laborales y el medio ambiente.

Es ante esta suma de factores que AlterNativa3, cooperativa ubicada en Terrassa y fundada en 1992, decide unir fuerzas con Bionsan. Esta última, también una cooperativa, suma al proyecto sus 35 años de experiencia en la elaboración y comercialización de productos ecológicos de proximidad.

Productos elaborados en Cataluña para su distribución nacional e internacional

En este proyecto se suman, pues, la amplia experiencia de AlterNativa3 en la comercialización internacional de productos ecológicos de comercio justo y el saber hacer de Bionsan en la elaboración de productos de proximidad, así como su relación con varias productoras agroecológicas del territorio.

El resultado es una línea de productos —aceites, olivas, productos fermentados, etc.—, elaborados en Cataluña con los valores del Comercio Justo local, que se distribuyen tanto en el territorio catalán como en el resto del país y a nivel internacional.

De esta manera, se logra fomentar tanto la producción agraria respetuosa, en todas sus etapas, como los derechos laborales, sociales y medioambientales. Asimismo, se reactiva la economía de pequeños grupos productores en el sector y se logra revertir la emigración del mundo rural.

Todos los detalles sobre los productos locales de comercio justo de Naterra están disponibles en su nueva web .

La Coordinadora Estatal de Comercio Justo, de la que somos organización miembro, ha publicado ya su informe sobre el Comercio Justo en España en 2021.

 

Conclusiones sobre el Comercio Justo en 2021

 

En este informe se tratan varios temas que van de la comercialización de productos de Comercio Justo a temas que van más allá como la movilización social y la incidencia política.

 

Comercialización de productos de Comercio Justo

 

2021 muestra que las tendencias de los últimos informes se han consolidado, aunque ha habido un freno en el crecimiento como consecuencia de la crisis provocada por la pandemia. No obstante, queda patente la fidelidad a estos productos en el hecho de que las ventas se mantienen.

 

En cuanto al consumo por productos, el cacao y los dulces acaparan el protagonismo y se sitúan en el primer puesto, aunque los sigue un clásico dentro del Comercio Justo como es el café.

 

Cabe mencionar también que, después de la disminución de las ventas sufrida durante 2020, las importadoras tradicionales de Comercio Justo se han recuperado en este 2021 y han logrado una facturación de algo más de 18 millones de euros.

 

Más allá de la comercialización

 

Una segunda parte del informe trata temas que van más allá de la comercialización de los productos y que tienen también una gran importancia a la hora de conseguir los objetivos que forman parte del movimiento de Comercio Justo. Hablamos de movilización social, sensibilización, denuncia e incidencia política, etc.

 

Tal y como apunta el principio número 9 de la Carta Internacional de Comercio Justo, “las organizaciones trabajan para crear conciencia sobre los objetivos de Comercio Justo y la necesidad de una mayor justicia global”. Por eso, el informe destaca algunas actividades e iniciativas en esta línea que se han llevado a cabo durante el año 2021.

 

Menciona, de hecho, el proyecto que llevamos a cabo en AlterNativa3, en colaboración con el Ayuntamiento de Terrassa, junto a doce establecimientos comerciales. Estos aportaron doce recetas elaboradas con productos de Comercio Justo que aparecieron en nuestro calendario de 2022, que distribuimos a las entidades colaboradoras para que pudieran repartirlo entre su clientela.

 

Accede al informe completo El Comercio Justo en España 2021 y accede al vídeo de presentación en el que se explican las principales conclusiones.

Autora: Eugenia González.

 

¿Qué es el Comercio Justo? ¿Quién certifica los productos? ¿Cómo puedo contribuir? Aquí te cuento lo que he descubierto y te paso 12 acciones para que puedas pasar a la acción HOY.

 

Cuando empecé a interesarme por el tema del Comercio Justo me surgieron muchas preguntas:

  • Dicen que son productos certificados, con un sello. ¿Quién da ese sello? ¿Puedo fiarme?
  • ¿No será otra forma de marketing para convencerme de que compre a una marca y no a otra?
  • ¿Todos los productos pueden ser de Comercio Justo? ¿Dónde puedo encontrarlos?

Y, la que más me preocupaba: ante la cantidad de injusticias y dolor que hay en el mundo… ¿realmente sirve para algo? Es decir, tengo claro mi poder como consumidora. Pero, si compro productos de Comercio Justo, ¿eso realmente tiene un impacto en la vida de las personas agricultoras?

Llevo un tiempo investigando sobre este tema y compartiré contigo todo lo que he aprendido, para que puedas juzgar por ti misma.

 

Qué es el Comercio Justo

 

El Comercio Justo es una alternativa al comercio internacional convencional. O sea, un sistema comercial con unas reglas diferentes.

¿Qué busca el comercio convencional? El máximo provecho para el que vende. Y lo hace sin tener en cuenta dos factores:

  • El coste humano. Es decir, las condiciones de vida de las personas que han cultivado, elaborado o fabricado el producto
  • El coste para el planeta

Y otro aspecto que me interesa especialmente: ¿cómo promociona sus productos el comercio convencional? Con todas las técnicas de marketing habidas y por haber. No importa si la publicidad es engañosa, o sexista o fomenta valores que no construyen una sociedad más crítica y equitativa. Hay que vender (cuanto más, mejor). El fin justifica los medios.

Este comercio es uno de los elementos clave del capitalismo. Capitalismo, ya sabes, este sistema tan extendido que consolida a nivel mundial la pobreza y la desigualdad.

Yo vivo en una sociedad capitalista. Lo tengo muy claro. Y tú también lo sabes, ¿verdad?

 

12 IDEAS PRÁCTICAS PARA INICIARTE EN EL COMERCIO JUSTO

 

¿El Comercio Justo es “Ayuda?”

 

No, el Comercio Justo no es “ayuda”, es COMERCIO.

Es una alternativa al Comercio Internacional Convencional: un sistema comercial solidario y responsable que busca erradicar la pobreza a través del desarrollo de las personas y comunidades productoras.

En el Comercio Justo se paga un precio que va más allá del precio que ofrece el mercado capitalista. Este sistema fomenta la equidad, es decir, establecer relaciones respetuosas entre las personas que elaboran y cultivan, y las personas consumidoras.

Es un tipo de economía en el que la explotación ya no es una opción.

 

Entonces, ¿lo único diferente es el dinero que recibe la gente en los países del Sur?

 

No, el Comercio Justo va mucho más allá:

  • Promueve la asociatividad y el empoderamiento de las personas
  • Asegura el respeto al medio ambiente
  • Fomenta el respeto a las culturas locales, con sus métodos tradicionales de cultivo y elaboración

Cada vez que compras un producto de Comercio Justo estás apoyando un cambio profundo y formas parte de la solución.

 

Los 10 principios del Comercio Justo

 

La Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO) es una red mundial de organizaciones de Comercio Justo presente en más de 70 países. Esta asociación decidió cuáles son los 10 principios del Comercio justo.

Es decir, si un producto quiere obtener el sello que certifica que es de Comercio Justo debe cumplir con estos 10 principios.

Ojo, me interesa que te quede muy claro… no debe cumplir 1, 2 o 3 principios… no. Debe cumplirlos TODOS. Son estos:

Los 10 principios del Comercio Justo

 

¿Qué productos pueden ser Fair Trade?

 

En teoría todos los productos pueden ser Fair Trade.

Lo típico suele ser pensar en café, cacao y azúcar. ¿Por qué? Porque históricamente se relacionan con la explotación de las personas, la esclavitud y toda clase de abusos.

Pero actualmente la lista de productos Fair Trade es mucho más larga: cereales, pasta, frutos secos, especias, mermeladas, miel, galletas, dulces, zumos, refrescos, golosinas, aperitivos, bebidas alcohólicas, ropa, juguetes, material infantil, hogar, bisutería, complementos, papelería, cosmética e higiene…

¿Sabes cuál es el último producto que se ha añadido a la lista? Móviles de Comercio Justo.

En realidad, todo lo que se compra y vende puede ser producido de forma sostenible y comercializado de forma ética.

 

¿Cómo sé que un producto es de “Comercio Justo”?

 

Porque lleva un sello que lo certifica. El sello estará en el envase o en la etiqueta. A veces se ve claramente, a veces está un poco más escondido… pero lo que está claro es que SI NO LLEVA EL SELLO, NO ES FAIR TRADE.

 

Fairtrade

 

¿Quién certifica los productos de Comercio Justo?

 

Como ya te he contado, la Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO) es la entidad más representativa del movimiento del Comercio Justo a nivel internacional.

Pero para asegurar que la certificación es transparente y fiable, no es ella quien da el sello, sino otros organismos independientes. Por ejemplo, el organismo Fair Trade.

 

Todos los productos de Alternativa3 han obtenido el sello Fair Trade

 

Explicarte con todo detalle cómo se certifica un producto es de Comercio Justo daría… ¡para un libro entero! Pero después de investigar sobre el tema me ha quedado claro esto:

  • El proceso de certificación es largo, laborioso y completamente transparente
  • Dura un mínimo de 3 años
  • La certificación se renueva con controles periódicos
  • Los controles sorpresa son habituales

Estamos hablando de temas muy sensibles: evitar la explotación infantil, prevenir la trata de personas, asegurar la igualdad de género…

Los controles son exhaustivos y puedes estar tranquila:

SI LLEVA EL SELLO FAIR TRADE, ES FAIR TRADE.

 

12 ideas prácticas para iniciarte en el comercio justo

 

¿Por qué apoyar el Comercio el Fair Trade?

 

¿Estás de acuerdo en que hay que trabajar hacia un cambio de modelo? Pues el Fair Trade es una herramienta que puedes utilizar para crear un mundo más equitativo.

  • Actualmente hay millones de personas que viven en situación de pobreza
  • Un tercio de las personas que tienen un trabajo viven en la pobreza moderada o extrema (sí, trabajan, ¡pero no les da para vivir!)
  • El trabajo forzoso y la esclavitud afecta de manera directa a 21 millones de personas
  • La explotación laboral infantil afecta al 11% de los niños y niñas del mundo. Eso son 168 millones de menores

Son datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Y son datos de antes del inicio de la pandemia (a día de hoy las cifras deben son peores).

 

¿Qué puedes hacer tú?

 

El consumo Fair Trade es una forma de activismo muy potente.

 

Cada vez que compras un producto de Comercio Justo, las agrupaciones de personas productoras que viven en África, América Latina y Asia reciben beneficios directos:

  • Un pago justo por su trabajo
  • Salud y educación
  • Erradicación del trabajo infantil
  • Igualdad de género
  • Protección del ecosistema

En definitiva, se fomenta el desarrollo de las personas y de la comunidad. Es una muestra más de la fuerza del cooperativismo y la economía solidaria. Yo creo que recuperan su dignidad.

 

12 IDEAS PRÁCTICAS PARA INICIARTE EN EL COMERCIO JUSTO (2)

 

Activismo diario

 

Además, consumir productos de Comercio Justo es una forma de activismo diario.

Cada día tomo mi café, cada día tomo azúcar, me visto…

 

Si decides apoyar el Comercio Justo con acciones diarias, tu impacto a corto, medio y largo plazo es enorme.

 

¿Vale la pena? ¿Seguro que funciona?

 

Ah, el desaliento: te dicen que no se puede hacer, que no sirve de nada.

Cuando digas que quieres consumir de Comercio Justo alguno lo considerará un capricho.

Conozco esa mirada: “ya ves, cree que por comprar ese chocolate va a conseguir que los niños de África mejoren su vida”.

Pero, ¿y si fuese verdad? ¿Y si comprando un cacao y no otro salvases la vida de un niño o una niña en África?

Esa es la realidad de todos los productos de Comercio Justo. Cada vez que consumes un producto con el sello Fair Trade puedes estar seguro de tu gesto mejora la vida de alguna persona.

Y eso no es una opinión, es un hecho. Un hecho maravilloso. El Fair Trade una de las formas más potentes de activismo que existen.

 

¿Pasamos a la acción? Aquí te doy 12 ideas prácticas para iniciarte en el Fair Trade:

 

  • Aquí tienes la web de Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO), la red mundial presente en 70 países. Info muy potente https://wfto.com/
  • “La Coordi” es una entidad catalana que fomenta el Comercio Justo y las Finanzas éticas (muuuy interesante) https://lacoordi.cat/
  • En España encontramos la Coordinadora Estatal de Comercio Justo. Los apartados “Centro de Recursos” y “Noticias” son una mina de información https://comerciojusto.org/
  • ¿Te interesa la Definición Internacional de Comercio Justo y conocer con exactitud sus principios?  https://comerciojusto.org/que-es-el-comercio-justo-2/
  • Si eres docente, te interesará este “Manual Educativo para acercar el Comercio Justo a jóvenes de 12 a 16 años”. Lo ha editado la Coordinadora Estatal de Comercio Justo.

https://comerciojusto.org/publicacion/manual-educativo-acercando-el-comercio-justo-a-jovenes/

 

¿Vamos de compras responsables?

 

  • Aquí encontrarás un listado con más de 100 tiendas de Comercio Justo en España https://comerciojusto.org/tiendas/
  • Y aquí, solidaridad a un clic: listado completo con las 16 tiendas online:

https://comerciojusto.org/tiendas/tiendas-on-line/

 

¿Eres más de libros? Te sugiero que empieces por estos tres:

 

  • “Paraules d’Arcadi: Què hem après del món i com podem actuar” El último libro del economista Arcadi Oliveres, promotor de las finanzas éticas y referente en los movimientos sociales por la paz y la equidad. Editado por Angle Editorial en 2021.

 

  • “Café amargo. Por un comercio Norte-Sur más justo” El clásico para iniciarte en este tema. Redactado por Setem y editado por Icaria dentro de la colección Más Madera (Barcelona, 1999).

 

  • “Y AHORA YO QUE HAGO: Cómo evitar la culpa climática y pasar a la acción” En este libro del 2021, editado por Capitán Swing, el ambientólogo Andreu Escrivà te da ideas prácticas para pasar a la acción.

 

¿Prefieres los vídeos?

 

Conocer, comprender, pensar: esa es la raíz del cambio.

 

¿Conoces más recursos para iniciarte en el Fair Trade? Por favor, compártelos con el resto de personas que leen el Blog

Autora: Eugenia González.

 

Ciencia, curiosidades y humor para comprender por qué nos gusta el chocolate. Y descubrir que, si es de Comercio Justo, te sabrá aún mejor.

 

Ay, el chocolate. Coger la tableta, notar el tacto suave entre los dedos. Partirlo y oír ese sonido seco que te promete un choco de calidad. Ese aroma tan rico… ¡Y el sabor! Ya sea el dulce del chocolate con leche, o el puntito amargo del chocolate puro (o cualquiera de las mil combinaciones que hay en el mercado), la sensación que da el chocolate al fundirse en la boca es algo inigualable.

Lo reconozco, me encanta el chocolate (en todas sus formas).

Estas son algunas ideas que he oído a lo largo de mi vida:

  • Mi abuela decía que hay dos tipos de personas: las que adoran el chocolate y lo dicen. Y las que adoran el chocolate… pero no lo quieren reconocer.
  • Una amiga me contaba que para ella hay 4 grupos alimenticios: chocolate puro, con leche, blanco… y los bombones.
  • Y mi jefa, que un día comentó que el chocolate no da la felicidad. Pero que eso no es razón para no comerlo cuando te apetezca.

¿Te identificas con alguna de las frases?

Y como tantas cosas que están muy ricas , pues a veces tiene mala fama: que si engorda, que si no comas mucho, que si lleva mucho azúcar.

Así que me decidí a buscar unas cuantas respuestas por mi cuenta para descubrir si es un producto saludable, saber cuál escoger y cuánto chocolate podemos comer cada día.

Te lo cuento todo-todo-todo… para que puedas decidir por ti misma. Y al final encontrarás una propuesta muy especial para disfrutar a tope.

 

POR QUÉ TE GUSTA (TANTO) EL CHOCOLATE - 1

 

Primero, ¿por qué nos gusta tanto el chocolate?

 

Pues bien, a nivel químico es uno de los alimentos más complejos que existen. La ciencia ha demostrado que tiene más de 300 compuestos aromáticos (es tan complejo como el vino).

Esa complejidad hace que sea un producto exquisito y que embriague a todos los sentidos.

Después de descubrir eso me sentí mucho mejor: ¿cómo voy a resistirme a uno de los productos más complejos descubiertos por la ciencia?

 

En segundo lugar, ¿por qué te sientes tan bien al comer chocolate?

 

Te ha pasado, ¿verdad? Tienes un día regular, necesitas un abrazo… y acabas comiendo chocolate. O estás aburrida (o triste, o cansada…) y parece que el chocolate solucionará todos tus males.

Pues resulta que sí, que el choco es capaz de solucionarte gran parte de ese malestar.

¿Cómo lo hace? El chocolate lleva triptófano, una sustancia precursora de la serotonina. O sea, que cuando comes chocolate el cerebro acaba segregando serotonina (ya sabes, “la hormona de la felicidad”).

Misterio resuelto, no son imaginaciones mías. Es mejor un abrazo, claro que sí, pero a veces un poco de chocolate puede hacer (casi) el mismo efecto.

 

¿El chocolate es afrodisíaco?

 

A ver… muchos estudios han intentado demostrar que el chocolate tiene efectos afrodisíacos, pero los resultados no han sido concluyentes.

Eso sí, hay un experimento muy famoso que da que pensar. Durante la prueba se comparaba la respuesta del cuerpo ante dos estímulos: chocolate del bueno y un beso apasionado.

¿Qué paso? El chocolate generó un aumento de la actividad cerebral y del ritmo cardíaco que fue más intenso que el del beso (!!!). Pero no solo eso… resulta que el efecto duró 4 veces más.

Lo que te decía al principio, el chocolate es inigualable…

 

¿El chocolate es saludable?

 

Sí, hay muchos estudios científicos que lo demuestran. Contiene más de 50 nutrientes diferentes que otorgan beneficios importantes a tu organismo.

  • Ayuda a regular la presión arterial y el flujo sanguíneo a los órganos
  • Es rico en antioxidantes naturales y neutraliza la acción perjudicial de los radicales libres
  • Es rico en flavonoides y eso puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas
  • Contribuye a reducir el “colesterol malo”
  • Estimula las defensas y protege la piel

Las sustancias beneficiosas están en el cacao. Por lo tanto, cuanto más alta sea la proporción de cacao, más saludable será el producto.

Lo ideal es que contenga un mínimo del 70%. 

 

¿Qué contraindicaciones tiene el chocolate?

 

Ojalá no tuviese ninguna. Pero hay dos cositas a tener en cuenta.

  • El chocolate es un alimento calórico. Si eres deportista, te dedicas a la danza o haces grandes esfuerzos físicos en tu día a día, los nutrientes y las calorías hacen que sea un alimento ideal para ti.

Si quieres bajar de peso, entonces tu situación es diferente… Pero cuanto más puro sea, menos grasa y azúcar llevará. Por eso, de nuevo, lo ideal es que consumas choco con un mínimo del 70% de cacao.

  • El cacao es un producto tónico, que te da energía. Es mejor evitarlo antes de ir a dormir.

 

¿Cuánto chocolate puedo tomar cada día?

 

La moderación es la clave, dicen. Pero yo necesitaba algún dato más concreto. Así que seguí investigando y lo encontré:

Algunos profesionales de la salud recomiendan tomar entre 1 y 2 onzas al día. Eso son unos cuatro cuadraditos.

Así que… ya sabes.

 

POR QUÉ TE GUSTA (TANTO) EL CHOCOLATE - 2

 

¿GANAS DE CHOCOLATE? AQUÍ TIENES DOS FORMAS DE DISFRUTAR

 

  • Chocolates de origen

Si lo que buscas es placer y nuevos sabores te propongo que descubramos los chocolates de origen.

De origen significa que se ha cultivado en una zona concreta del planeta. El clima, la fertilidad del suelo, el lugar y el momento de la cosecha… todo esto son elementos que darán un sabor, aroma y textura únicos al producto, por eso descubrir chocolates de origen es una pequeña aventura que tal vez te apetezca realizar.

En la web de AlterNativa3 encontrarás chocolates con origen Ecuador, Perú

 

  • Chocolates con SuperAlimentos

Esta es una opción saludable y deliciosa que junta las sustancias beneficiosas del cacao con los sabores intensos y sorprendentes de los SuperAlimentos.

En AlterNativa3 te ofrecen mezclas deliciosas: cacao puro con maca y jengibre, cacao puro con naranja y canela, cacao puro con chai, chocolate con jengibre y limón

¿Mi preferido? El cacao puro con chai. Es cacao con especias.  Te da una sensación de calor y bienestar muy especial (lo preparo con agua y, a veces, con leche vegetal). Super rico.

cacao puro con chai

¿CÓMO SABER SI UN CHOCOLATE ES DE CALIDAD?

 

Lo primero, exige que sea ecológico. Es muy importante que no se hayan utilizado químicos en su proceso de cultivo o elaboración. El único chocolate saludable es el chocolate ecológico.

Lo segundo, es importante que se haya cultivado de forma sostenible. El cuidado de la tierra y la protección del ecosistema le darán un sabor más intenso, un aroma más delicado y un mayor aporte de nutrientes.

Recuerda: cuanto más alto sea el contenido en cacao, más saludable será.

 

cacao ecológico

 

Todos los chocolates de AlterNativa3 son ecológicos, se han cultivado con criterios sostenibles y tienen un alto contenido en cacao. Y, además, tienen el Sello Fair Trade

 

¿Por qué es tan importante que el chocolate sea de Comercio Justo?

 

En casa solamente tomamos chocolate de Comercio Justo. Y no falta de nada, ya que hay muchísimas opciones, tanto para nosotros como para los peques.

¿La realidad? Si un chocolate no es de Comercio Justo es muy probable que en su cultivo haya trabajado un niño o una niña. El trabajo infantil, la esclavitud y la trata de personas están muy extendidos en este cultivo.

Es una realidad terrible, pero es imprescindible que hablemos de ella, que seamos conscientes. Tú puedes contribuir a la solución comprando productos que lleven el sello de Fair Trade.

Cuando escoges un producto de Comercio Justo contribuyes a:

  • La erradicación del trabajo infantil
  • La prosperidad en las comunidades de personas productoras
  • La igualdad de género
  • La protección del medio ambiente

 

¿Ganas de choco?

 

Escoger un único chocolate es difícil, ¿verdad?

Por eso hoy no te propongo que escojas, sino que… EXPLORES.

¿Has hecho alguna vez una cata de chocolate?

Es una actividad divertida con la que pasar un buen rato con tus amigos, familia… ¡o a solas! Consiste en degustar el chocolate para conocer todas sus propiedades, siendo consciente de todos los matices que lo componen.

¿Te apuntas? Aquí encontrarás una guía completa (pero muy fácil) para montar una cata de cacao en casa.

https://alternativa3.com/como-hacer-una-cata-de-chocolate/

Autora: Eugenia González.

¿Qué son los Objetivos de Desarrollo del Milenio? ¿Son lo mismo que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)? ¿Y la Agenda 2030? Y tú, ¿contribuyes al desarrollo? Aquí te explico cuáles son esas metas, cuál es su relación con el Comercio Justo y te propongo 3 acciones que puedes hacer hoy mismo para contribuir.

 

4 Cuál es relación entre el Comercio Justo y la Agenda 2030 (1)

 

¿Qué son los Objetivos de Desarrollo del Milenio?

 

Seguro que lo recuerdas: en el año 2000 las Naciones Unidas acordaron los ocho “Objetivos de Desarrollo del Milenio” (ODM). 

El acuerdo era una llamada global a los Gobiernos y a la ciudadanía a cambiar el rumbo y enfocarnos a:

  • Erradicar la pobreza y el hambre
  • Hacer extensible la educación y la salud a todos los habitantes del planeta

 

¿Cuál es la relación entre los ODM y el Comercio Justo?

 

El Objetivo número 8 (“Fomentar una Alianza Mundial para el Desarrollo”) hacía una llamada a “Continuar desarrollando un sistema comercial y financiero abierto, basado en reglas establecidas, predecible y no discriminatorio”. 

Y, ¿qué es lo que fomenta el Comercio Justo desde su nacimiento en la década de los 50? Pues justamente eso, un sistema comercial más justo y equitativo. Un sistema alternativo al comercio internacional convencional (que perpetúa la pobreza y aumenta las desigualdades).

 

Como ya sabes, el CJ es un movimiento que ofrece un pago justo a los productores del Sud, para que puedan participar dentro del Comercio Mundial y tener acceso a los mercados de países desarrollados en igualdad de condiciones.

 

Estamos hablando de productos cultivados y elaborados por personas agricultoras que trabajan pequeños pedazos de tierra en África, América Latina y Asia. Si estas personas no pudiesen agruparse en cooperativas y certificar sus productos como artículos de Comercio Justo, no tendrían ninguna otra alternativa que malvender sus productos a empresas de comercio convencional, que perpetúan su situación de pobreza y explotación.

 

Pero, entonces… ¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

 

Son los Objetivos que están dentro de la Agenda 2030. La Agenda es otro documento: lo firmaron representantes de 193 gobiernos en 2015, en la Cumbre de Desarrollo Sostenible en las Naciones Unidas. 

La idea que motiva este documento del 2015 es la misma que el documento del 2000, pero con un elemento mucho más apremiante y peligroso: el cambio climático.

Estos son los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Los Objetivos son una llamada a la acción colectiva, un gran reto a nivel mundial y deben ser cumplidos antes del 2030

 

La Agenda es un documento muy detallado: 17 objetivos, que se desglosan en 169 metas y 231 indicadores para hacer un seguimiento, medir la evolución y comprobar los logros obtenidos. 

No te engañaré, cuando leo todo esto me siento abrumada. A veces me parece que es otro documento más, más papel lleno de buenas intenciones. Es evidente que el rol más importante para que se consigan los objetivos lo tienen los gobiernos. ¿Cómo vamos a conseguir cambiar el rumbo mundial los ciudadanos? O sea, ¿cómo voy a cambiar yo sola el rumbo que ha tomado el mundo? 

Pero aquí es donde entra el Comercio Justo y lo que tú y yo podemos hacer.

 

¿Cuál es la relación entre los ODM y el Comercio Justo?

 

La Agenda propone avanzar hacia la prosperidad erradicando la pobreza. ¿Cuál es la estrategia? Priorizar a las personas y al planeta. 

Y, ¿qué fomenta el Comercio Justo? Exactamente lo mismo: avanzar hacia la prosperidad erradicando la pobreza. Y su estrategia es fomentar el desarrollo de las personas y sus comunidades y proteger el planeta apostando por la sostenibilidad. 

Tiene lógica, ¿no te parece? El desarrollo, si no es sostenible, está abocado al fracaso. Un amigo emprendedor me contaba el otro día que, si al planeta no le va bien, a su negocio tampoco le podrá ir bien. Tiene toda la razón, ¿no crees?

 

El Comercio Justo pone en el centro el respeto a las personas y al planeta y promueve una relación justa y equitativa entre productores y consumidores. Es una herramienta poderosa, capaz de generar el cambio que necesitamos.

 

¿Es un tema apasionante, no te parece? 

 

Como ya sabes, el Comercio Justo se rige por 10 criterios. Es decir, para que un producto consiga el sello que certifica que es de Comercio Justo debe cumplir 10 requisitos. 

Pues bien, si tomas los 10 principios del Comercio Justo y los comparas con los 17 Objetivos, verás que el Fair Trade coincide y fomenta 8 de los Objetivos. 

Si te interesa profundizar en este tema, la Coordinadora Estatal de Comercio Justo tiene un documento que analiza de forma detallada la relación entre el Comercio Justo y los ODS. Aquí lo puedes descargar:

http://comerciojusto.org/wp-content/uploads/2017/09/Comercio-Justo-y-ODS.pdf

 

 

¿Pasamos a la acción?

  • ¿Quieres contribuir al “Objetivo 1: Erradicar la pobreza”? Comprando productos de Comercio Justo te aseguras de que las personas productoras reciben un pago justo por su trabajo. 
  • ¿Te interesa más apoyar el “Objetivo 5: Igualdad de género”? Comprando café, panela, tés, infusiones… de Comercio Justo te aseguras que las cooperativas trabajan fomentando la igualdad de género.
  • El “Objetivo 4: Educación de Calidad” afecta a la vida de muchas personas, especialmente a niños y niñas. Si un producto lleva el sello Fair Trade significa que la cooperativa que desea que sus productos sean certificados se ha adherido a la Convención de los Derechos del Niño. Si compras cacao de Comercio Justo te aseguras de que no habrá menores en situación de trabajo forzoso y contribuyes a la protección de los menores en África.

 

Sí, quiero comprar productos de Comercio Justo

 

 

Pero, ¿realmente el Comercio Justo puede ser la solución?

 

El Comercio Justo no es ayuda, es Comercio.  Y, por lo tanto, se rige por la ley de la oferta y la demanda.  Es decir, si la demanda aumenta, el mercado produce más. Tan simple como eso. A la práctica, ¿qué significa? Que si tú y yo y más personas consumidoras aumentamos la demanda de productos de Comercio Justo, el mercado se adaptará y se producirán más. No digo que sea fácil, o rápido… pero es posible. Las personas consumidoras tenemos un gran poder. La clave está en utilizarlo.

La Declaración de las Naciones Unidas es una OPORTUNIDAD. 

Y el consumo responsable es una PODEROSA FORMA DE ACTIVISMO POLÍTICO. 

Y tú, ¿qué escoges?

 

Escojo el Comercio Justo

Autora: Eugenia González.

El azúcar tiene tanta mala fama, ¿verdad? ¡Y con razón! Pero, ¿y si existiese un azúcar “bueno”? ¿Un azúcar que cuidase tu salud, no estuviese lleno de calorías vacías y además fuese dulce y suave? Un azúcar, por ejemplo, ideal para dar a los peques. ¿Ese azúcar existe? Si sigues leyendo, descubrirás que sí.

¿Te suena la panela?

Seguro que la has visto alguna vez, ya sea en tu tienda de productos ecológicos o un establecimiento donde venden productos latinos. A mí me llamaba mucho la atención, pero no sabía cómo utilizarla y no la había probado. Luego, aprendí una serie de cosas y ahora es mi azúcar preferido.

La panela es típica de América Latina y es el azúcar más artesanal que existe. Proviene de la caña de azúcar y el proceso de elaboración no puede ser más tradicional: se utilizan molinos para extraer el jugo de la caña, se cuela a mano y finalmente el líquido se evapora hasta que quedan los cristales.

 

La panela, a simple vista, puede parecer azúcar moreno, pero no lo es. De hecho, es un producto que no tiene nada que ver.

Del azúcar blanco… al moreno.

l azúcar blanco lo conocemos todos: sale de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera. Pasa por un proceso químico muy agresivo en el que pierde toda la fibra, vitaminas, minerales y oligoelementos. Al final solo queda la sacarosa.

La sacarosa de por sí no es mala, ya que de ella obtenemos energía, pero como durante el proceso químico han desaparecido todas las demás sustancias buenas para el cuerpo, pues por eso decimos que el azúcar aporta “calorías vacías”.

El abuso del azúcar está relacionado con la diabetes tipo II, obesidad, hipertensión, enfermedades cardiovasculares… En fin, todo esto te suena, ¿verdad? Y es especialmente peligroso cuando hablamos de la salud de los peques.

Cuando tomas conciencia de los peligros del azúcar blanco para tu salud, el siguiente paso lógico es querer reducirlo. Entonces, la gente suele pasarse al azúcar moreno.

El azúcar blanco no es un producto saludable

¿Qué es el azúcar moreno?

Pues a mí me han tenido engañada durante años, ya ves. Creía que era una forma de azúcar sin refinar (el equivalente al pan integral, pero en azúcar). Pero la realidad es muy diferente.

¿Sabes lo que es el azúcar moreno que compras en el supermercado? En la mayoría de los casos es azúcar blanco al que se ha añadido melaza para “pintarlo”. Sí, le añaden melaza para que tenga ese colorcito tostado que asociamos con un alimento entero o integral (o sea, más saludable). Y la melaza, ¿qué es? Es un líquido derivado de la caña de azúcar, el residuo que queda durante el procesamiento.

Hablando claro, el azúcar moreno es azúcar blanco al que han pintado con un residuo. Contiene las mismas calorías y presenta los mismos inconvenientes que el azúcar convencional.

Busco un azúcar saludable

Después del desengaño con el azúcar moreno empezó un periplo por siropes, mieles y otros productos más o menos naturales.

Pero echaba de menos ese gesto simple y fácil: echarme una cucharadita de azúcar en el café. O hacer una receta con los peques el domingo por la tarde y añadir azúcar sin preocuparme por si el resultado sabría igual con el nuevo producto o si tenía que utilizar la misma cantidad.

Y ahí es donde nos encontramos con la panela.

Pero, ¿qué es la panela? ¿A qué sabe?

Como te decía al principio: es el jugo de la caña de azúcar, evaporado hasta cristalizar.

Y nada más. En serio, no lleva nada más.

Natural y artesanal: de color marrón (porque no está refinada), el tacto es granulado y tiene un toque dorado muy bonito.

El sabor es dulce, delicado, un poco tostado. A alguna gente le recuerda a la miel, yo le encuentro un toque a caramelo.

¿Qué usos tiene la panela?

Pues sirve para lo mismo que para el azúcar. O sea, puedes sustituir el azúcar por panela en cualquier receta.

 

 

 

 

 

Pero, a ver: ¿LA PANELA ES TAN BUENA COMO DICEN? Te explico los datos sobre nutrientes, calorías y sabor. Decide por ti misma

Nutrientes y salud

La panela contiene una serie de nutrientes beneficiosos para el cuerpo. Por si tienes curiosidad, aquí tienes la lista completa.

Por cada 100 gr de panela encontramos:

  • Grasas 0 g
  • Grasas saturadas 0 g
  • Colesterol 0 g
  • Carbohidratos: 96 g
  • Azúcares 96 g
  • Proteínas 0 g

Vitaminas:

  • A 3,7 mg
  • B 7 mg
  • C 30 mg
  • D2 6,5 mg
  • E 112 mg
  • PP 7 mg

CONTIENE GLUTEN: No
APTO PARA DIETAS VEGANAS: Sí

Por ejemplo, la tabla te dice que 100 gr de panela contienen 30mg de vitamina C. La cantidad diaria recomendada de vitamina C para una persona adulta son 65 mg y 25 mg en niños y niñas de 4 a 8 años de edad. Si la panela tiene 30mg, es un alimento muy saludable, ¿verdad?

Pero, fíjate bien, te dicen que encontrarás esa cantidad de vitamina en 100 gr de panela. ¿Sabes cuánto azúcar es eso?  Pues te lo digo: 100 gr son 8 cucharas soperas… al día.

Es decir, la panela no es un alimento, sino un condimento. Contiene vitaminas, oligoelementos y minerales, sí, pero en pequeñas cantidades.

Por ejemplo, 100 gr de papaya aportan el 100% de la cantidad de vitamina C que necesita una persona adulta cada día. Esa es la diferencia a la hora de evaluar los valores nutricionales de un condimento o una fruta.

Entonces, ¿por qué la panela es más saludable?

Porque no contiene químicos.

Todos los azúcares refinados pueden contener dióxido de azufre, ácido fosfórico, agentes blanqueantes químicos, reductores de viscosidad… Como ya sabes, la panela no sufre ningún proceso de refinamiento ni otro tipo de procedimiento químico.

Es un producto 100% natural.

En segundo lugar: ¿Cuántas calorías tiene la panela?

100 gr de azúcar blanco aportan 387 calorías. ¿La panela? 401.

Pero… su poder endulzante es mucho mayor, por eso tomarás menos sin darte cuenta.

Te lo digo por experiencia: para endulzar una taza de café utilizo una cucharadita de azúcar, pero utilizando panela me basta con media cucharadita.

Es decir, consumo la mitad de calorías.

Pero entonces: ¿la panela se utiliza igual que el azúcar convencional o no?

Nosotros en casa la utilizamos igual que el azúcar, pero con la diferencia chula que te contaba: como endulza más, hay que poner menos cantidad.

Ojo, no digo que la panela sea más dulce o empalagosa, sino que con menos cantidad endulzas igual.

¿Qué vas a hacer a partir de ahora?

La panela es azúcar, eso no te lo puede negar nadie. Pero:

  • es un alimento natural, sin químicos,
  • que guarda todos sus nutrientes,
  • tiene un poder endulzante mayor que el azúcar blanco o el moreno
  • y, además, si es ecológica y de Comercio Justo (como la de AlterNativa3), pues tienes la seguridad que protege a las personas y al planeta.

Sí, quiero probar la panela ecológica de Comercio Justo

Me gustaría evitar todo el azúcar en casa, pero lo veo difícil. A los peques les encanta y, honestamente, a mí también. Me resulta difícil imaginarme el café sin azúcar o hacer postres y pasteles sin añadir algún tipo de endulzante.

Por eso nos hemos pasado a la panela. Si la has probado, ya sabes que está muy rica.

Si no la has probado, te invito a que pruebes alguna receta de estas tan tentadoras que hay en el Blog.

Te comparto mis preferidas:

Receta con panela, receta de barritas de avena, receta de coulant de chocolate, receta de mazapán ecológico Fair Trade

Lo probamos la Navidad pasada y triunfó. https://alternativa3.com/receta-mazapan/

Un reto: haz una receta con panela y no les digas que lleva este “nuevo” azúcar. Te apuesto lo que quieras a que nadie se da cuenta.

Pero tú sabrás que les estás dando un producto natural, ético, sostenible… y mucho más saludable. Ya me dirás qué tal

Sí, quiero probar la panela ecológica de Comercio Justo

0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda