Noticias - AlterNativa3

Search

Autora: Eugenia González.

¿Qué son los Objetivos de Desarrollo del Milenio? ¿Son lo mismo que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)? ¿Y la Agenda 2030? Y tú, ¿contribuyes al desarrollo? Aquí te explico cuáles son esas metas, cuál es su relación con el Comercio Justo y te propongo 3 acciones que puedes hacer hoy mismo para contribuir.

 

4 Cuál es relación entre el Comercio Justo y la Agenda 2030 (1)

 

¿Qué son los Objetivos de Desarrollo del Milenio?

 

Seguro que lo recuerdas: en el año 2000 las Naciones Unidas acordaron los ocho “Objetivos de Desarrollo del Milenio” (ODM). 

El acuerdo era una llamada global a los Gobiernos y a la ciudadanía a cambiar el rumbo y enfocarnos a:

  • Erradicar la pobreza y el hambre
  • Hacer extensible la educación y la salud a todos los habitantes del planeta

 

¿Cuál es la relación entre los ODM y el Comercio Justo?

 

El Objetivo número 8 (“Fomentar una Alianza Mundial para el Desarrollo”) hacía una llamada a “Continuar desarrollando un sistema comercial y financiero abierto, basado en reglas establecidas, predecible y no discriminatorio”. 

Y, ¿qué es lo que fomenta el Comercio Justo desde su nacimiento en la década de los 50? Pues justamente eso, un sistema comercial más justo y equitativo. Un sistema alternativo al comercio internacional convencional (que perpetúa la pobreza y aumenta las desigualdades).

 

Como ya sabes, el CJ es un movimiento que ofrece un pago justo a los productores del Sud, para que puedan participar dentro del Comercio Mundial y tener acceso a los mercados de países desarrollados en igualdad de condiciones.

 

Estamos hablando de productos cultivados y elaborados por personas agricultoras que trabajan pequeños pedazos de tierra en África, América Latina y Asia. Si estas personas no pudiesen agruparse en cooperativas y certificar sus productos como artículos de Comercio Justo, no tendrían ninguna otra alternativa que malvender sus productos a empresas de comercio convencional, que perpetúan su situación de pobreza y explotación.

 

Pero, entonces… ¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

 

Son los Objetivos que están dentro de la Agenda 2030. La Agenda es otro documento: lo firmaron representantes de 193 gobiernos en 2015, en la Cumbre de Desarrollo Sostenible en las Naciones Unidas. 

La idea que motiva este documento del 2015 es la misma que el documento del 2000, pero con un elemento mucho más apremiante y peligroso: el cambio climático.

Estos son los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Los Objetivos son una llamada a la acción colectiva, un gran reto a nivel mundial y deben ser cumplidos antes del 2030

 

La Agenda es un documento muy detallado: 17 objetivos, que se desglosan en 169 metas y 231 indicadores para hacer un seguimiento, medir la evolución y comprobar los logros obtenidos. 

No te engañaré, cuando leo todo esto me siento abrumada. A veces me parece que es otro documento más, más papel lleno de buenas intenciones. Es evidente que el rol más importante para que se consigan los objetivos lo tienen los gobiernos. ¿Cómo vamos a conseguir cambiar el rumbo mundial los ciudadanos? O sea, ¿cómo voy a cambiar yo sola el rumbo que ha tomado el mundo? 

Pero aquí es donde entra el Comercio Justo y lo que tú y yo podemos hacer.

 

¿Cuál es la relación entre los ODM y el Comercio Justo?

 

La Agenda propone avanzar hacia la prosperidad erradicando la pobreza. ¿Cuál es la estrategia? Priorizar a las personas y al planeta. 

Y, ¿qué fomenta el Comercio Justo? Exactamente lo mismo: avanzar hacia la prosperidad erradicando la pobreza. Y su estrategia es fomentar el desarrollo de las personas y sus comunidades y proteger el planeta apostando por la sostenibilidad. 

Tiene lógica, ¿no te parece? El desarrollo, si no es sostenible, está abocado al fracaso. Un amigo emprendedor me contaba el otro día que, si al planeta no le va bien, a su negocio tampoco le podrá ir bien. Tiene toda la razón, ¿no crees?

 

El Comercio Justo pone en el centro el respeto a las personas y al planeta y promueve una relación justa y equitativa entre productores y consumidores. Es una herramienta poderosa, capaz de generar el cambio que necesitamos.

 

¿Es un tema apasionante, no te parece? 

 

Como ya sabes, el Comercio Justo se rige por 10 criterios. Es decir, para que un producto consiga el sello que certifica que es de Comercio Justo debe cumplir 10 requisitos. 

Pues bien, si tomas los 10 principios del Comercio Justo y los comparas con los 17 Objetivos, verás que el Fair Trade coincide y fomenta 8 de los Objetivos. 

Si te interesa profundizar en este tema, la Coordinadora Estatal de Comercio Justo tiene un documento que analiza de forma detallada la relación entre el Comercio Justo y los ODS. Aquí lo puedes descargar:

http://comerciojusto.org/wp-content/uploads/2017/09/Comercio-Justo-y-ODS.pdf

 

 

¿Pasamos a la acción?

  • ¿Quieres contribuir al “Objetivo 1: Erradicar la pobreza”? Comprando productos de Comercio Justo te aseguras de que las personas productoras reciben un pago justo por su trabajo. 
  • ¿Te interesa más apoyar el “Objetivo 5: Igualdad de género”? Comprando café, panela, tés, infusiones… de Comercio Justo te aseguras que las cooperativas trabajan fomentando la igualdad de género.
  • El “Objetivo 4: Educación de Calidad” afecta a la vida de muchas personas, especialmente a niños y niñas. Si un producto lleva el sello Fair Trade significa que la cooperativa que desea que sus productos sean certificados se ha adherido a la Convención de los Derechos del Niño. Si compras cacao de Comercio Justo te aseguras de que no habrá menores en situación de trabajo forzoso y contribuyes a la protección de los menores en África.

 

Sí, quiero comprar productos de Comercio Justo

 

 

Pero, ¿realmente el Comercio Justo puede ser la solución?

 

El Comercio Justo no es ayuda, es Comercio.  Y, por lo tanto, se rige por la ley de la oferta y la demanda.  Es decir, si la demanda aumenta, el mercado produce más. Tan simple como eso. A la práctica, ¿qué significa? Que si tú y yo y más personas consumidoras aumentamos la demanda de productos de Comercio Justo, el mercado se adaptará y se producirán más. No digo que sea fácil, o rápido… pero es posible. Las personas consumidoras tenemos un gran poder. La clave está en utilizarlo.

La Declaración de las Naciones Unidas es una OPORTUNIDAD. 

Y el consumo responsable es una PODEROSA FORMA DE ACTIVISMO POLÍTICO. 

Y tú, ¿qué escoges?

 

Escojo el Comercio Justo

Autora: Eugenia González.

El azúcar tiene tanta mala fama, ¿verdad? ¡Y con razón! Pero, ¿y si existiese un azúcar “bueno”? ¿Un azúcar que cuidase tu salud, no estuviese lleno de calorías vacías y además fuese dulce y suave? Un azúcar, por ejemplo, ideal para dar a los peques. ¿Ese azúcar existe? Si sigues leyendo, descubrirás que sí.

¿Te suena la panela?

Seguro que la has visto alguna vez, ya sea en tu tienda de productos ecológicos o un establecimiento donde venden productos latinos. A mí me llamaba mucho la atención, pero no sabía cómo utilizarla y no la había probado. Luego, aprendí una serie de cosas y ahora es mi azúcar preferido.

La panela es típica de América Latina y es el azúcar más artesanal que existe. Proviene de la caña de azúcar y el proceso de elaboración no puede ser más tradicional: se utilizan molinos para extraer el jugo de la caña, se cuela a mano y finalmente el líquido se evapora hasta que quedan los cristales.

 

La panela, a simple vista, puede parecer azúcar moreno, pero no lo es. De hecho, es un producto que no tiene nada que ver.

Del azúcar blanco… al moreno.

l azúcar blanco lo conocemos todos: sale de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera. Pasa por un proceso químico muy agresivo en el que pierde toda la fibra, vitaminas, minerales y oligoelementos. Al final solo queda la sacarosa.

La sacarosa de por sí no es mala, ya que de ella obtenemos energía, pero como durante el proceso químico han desaparecido todas las demás sustancias buenas para el cuerpo, pues por eso decimos que el azúcar aporta “calorías vacías”.

El abuso del azúcar está relacionado con la diabetes tipo II, obesidad, hipertensión, enfermedades cardiovasculares… En fin, todo esto te suena, ¿verdad? Y es especialmente peligroso cuando hablamos de la salud de los peques.

Cuando tomas conciencia de los peligros del azúcar blanco para tu salud, el siguiente paso lógico es querer reducirlo. Entonces, la gente suele pasarse al azúcar moreno.

El azúcar blanco no es un producto saludable

¿Qué es el azúcar moreno?

Pues a mí me han tenido engañada durante años, ya ves. Creía que era una forma de azúcar sin refinar (el equivalente al pan integral, pero en azúcar). Pero la realidad es muy diferente.

¿Sabes lo que es el azúcar moreno que compras en el supermercado? En la mayoría de los casos es azúcar blanco al que se ha añadido melaza para “pintarlo”. Sí, le añaden melaza para que tenga ese colorcito tostado que asociamos con un alimento entero o integral (o sea, más saludable). Y la melaza, ¿qué es? Es un líquido derivado de la caña de azúcar, el residuo que queda durante el procesamiento.

Hablando claro, el azúcar moreno es azúcar blanco al que han pintado con un residuo. Contiene las mismas calorías y presenta los mismos inconvenientes que el azúcar convencional.

Busco un azúcar saludable

Después del desengaño con el azúcar moreno empezó un periplo por siropes, mieles y otros productos más o menos naturales.

Pero echaba de menos ese gesto simple y fácil: echarme una cucharadita de azúcar en el café. O hacer una receta con los peques el domingo por la tarde y añadir azúcar sin preocuparme por si el resultado sabría igual con el nuevo producto o si tenía que utilizar la misma cantidad.

Y ahí es donde nos encontramos con la panela.

Pero, ¿qué es la panela? ¿A qué sabe?

Como te decía al principio: es el jugo de la caña de azúcar, evaporado hasta cristalizar.

Y nada más. En serio, no lleva nada más.

Natural y artesanal: de color marrón (porque no está refinada), el tacto es granulado y tiene un toque dorado muy bonito.

El sabor es dulce, delicado, un poco tostado. A alguna gente le recuerda a la miel, yo le encuentro un toque a caramelo.

¿Qué usos tiene la panela?

Pues sirve para lo mismo que para el azúcar. O sea, puedes sustituir el azúcar por panela en cualquier receta.

 

 

 

 

 

Pero, a ver: ¿LA PANELA ES TAN BUENA COMO DICEN? Te explico los datos sobre nutrientes, calorías y sabor. Decide por ti misma

Nutrientes y salud

La panela contiene una serie de nutrientes beneficiosos para el cuerpo. Por si tienes curiosidad, aquí tienes la lista completa.

Por cada 100 gr de panela encontramos:

  • Grasas 0 g
  • Grasas saturadas 0 g
  • Colesterol 0 g
  • Carbohidratos: 96 g
  • Azúcares 96 g
  • Proteínas 0 g

Vitaminas:

  • A 3,7 mg
  • B 7 mg
  • C 30 mg
  • D2 6,5 mg
  • E 112 mg
  • PP 7 mg

CONTIENE GLUTEN: No
APTO PARA DIETAS VEGANAS: Sí

Por ejemplo, la tabla te dice que 100 gr de panela contienen 30mg de vitamina C. La cantidad diaria recomendada de vitamina C para una persona adulta son 65 mg y 25 mg en niños y niñas de 4 a 8 años de edad. Si la panela tiene 30mg, es un alimento muy saludable, ¿verdad?

Pero, fíjate bien, te dicen que encontrarás esa cantidad de vitamina en 100 gr de panela. ¿Sabes cuánto azúcar es eso?  Pues te lo digo: 100 gr son 8 cucharas soperas… al día.

Es decir, la panela no es un alimento, sino un condimento. Contiene vitaminas, oligoelementos y minerales, sí, pero en pequeñas cantidades.

Por ejemplo, 100 gr de papaya aportan el 100% de la cantidad de vitamina C que necesita una persona adulta cada día. Esa es la diferencia a la hora de evaluar los valores nutricionales de un condimento o una fruta.

Entonces, ¿por qué la panela es más saludable?

Porque no contiene químicos.

Todos los azúcares refinados pueden contener dióxido de azufre, ácido fosfórico, agentes blanqueantes químicos, reductores de viscosidad… Como ya sabes, la panela no sufre ningún proceso de refinamiento ni otro tipo de procedimiento químico.

Es un producto 100% natural.

En segundo lugar: ¿Cuántas calorías tiene la panela?

100 gr de azúcar blanco aportan 387 calorías. ¿La panela? 401.

Pero… su poder endulzante es mucho mayor, por eso tomarás menos sin darte cuenta.

Te lo digo por experiencia: para endulzar una taza de café utilizo una cucharadita de azúcar, pero utilizando panela me basta con media cucharadita.

Es decir, consumo la mitad de calorías.

Pero entonces: ¿la panela se utiliza igual que el azúcar convencional o no?

Nosotros en casa la utilizamos igual que el azúcar, pero con la diferencia chula que te contaba: como endulza más, hay que poner menos cantidad.

Ojo, no digo que la panela sea más dulce o empalagosa, sino que con menos cantidad endulzas igual.

¿Qué vas a hacer a partir de ahora?

La panela es azúcar, eso no te lo puede negar nadie. Pero:

  • es un alimento natural, sin químicos,
  • que guarda todos sus nutrientes,
  • tiene un poder endulzante mayor que el azúcar blanco o el moreno
  • y, además, si es ecológica y de Comercio Justo (como la de AlterNativa3), pues tienes la seguridad que protege a las personas y al planeta.

Sí, quiero probar la panela ecológica de Comercio Justo

Me gustaría evitar todo el azúcar en casa, pero lo veo difícil. A los peques les encanta y, honestamente, a mí también. Me resulta difícil imaginarme el café sin azúcar o hacer postres y pasteles sin añadir algún tipo de endulzante.

Por eso nos hemos pasado a la panela. Si la has probado, ya sabes que está muy rica.

Si no la has probado, te invito a que pruebes alguna receta de estas tan tentadoras que hay en el Blog.

Te comparto mis preferidas:

Receta con panela, receta de barritas de avena, receta de coulant de chocolate, receta de mazapán ecológico Fair Trade

Lo probamos la Navidad pasada y triunfó. https://alternativa3.com/receta-mazapan/

Un reto: haz una receta con panela y no les digas que lleva este “nuevo” azúcar. Te apuesto lo que quieras a que nadie se da cuenta.

Pero tú sabrás que les estás dando un producto natural, ético, sostenible… y mucho más saludable. Ya me dirás qué tal

Sí, quiero probar la panela ecológica de Comercio Justo

Autora: Eugenia González.

¿Conoces el cuento sufí de los dos perros? Un hombre tenía dos perros: el perro bueno y el perro malo. Y descubrió una cosa: si solo le daba de comer al perro bueno, el perro malo se debilitaba. O sea, cada día existe la opción de alimentar a un perro o al otro.

Aquí te cuento cómo me di cuenta de que, con mis hábitos de consumo, estaba alimentando al perro malo. Y también qué hice para contribuir a la igualdad de género con mis decisiones de compra y empezar a alimentar al perro bueno.

mujeres trabajando en cooperativa o cultivos de productos Comercio Justo

La tierra no podría estar a mi nombre

Cuando empecé a interesarme por el CJ me impactó especialmente un dato: en muchos lugares del mundo, las mujeres no pueden tener las tierras a su nombre. Lo volveré a decir, porque a mí me costó captar la enormidad de este hecho: hay muchas mujeres que nunca podrán tener la tierra a su nombre. Aunque les corresponda, pertenezca a su familia, la trabajen… Es más, aunque un hombre quisiese dársela o vendérsela, él tampoco podría. En algunos lugares del mundo, la tierra siempre pertenece a un hombre. Intento imaginarme esta situación.

A mí, que he ido a la universidad, tengo un negocio, puedo votar y puedo escoger qué método anticonceptivo quiero utilizar, me cuesta imaginarme las implicaciones de vivir en un lugar del mundo en el que incluso la tierra que yo trabaje nunca podrá estar a mi nombre. Y tú, ¿eres capaz de imaginártelo?

  • En la actualidad, 8 hombres poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial, 36 002 millones de personas.
  • Un tercio de las personas que viven en la pobreza tienen un trabajo y cobran un salario. Los datos no contabilizan a todas las mujeres que trabajan en casa, sin recibir ningún salario.
  • Las mujeres cobramos, de media, un 24% menos que los hombres

Datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

¿Sabes que el Comercio Justo fomenta la igualdad de género?

Para que un producto sea certificado de Comercio Justo, debe cumplir 10 criterios. Y uno de ellos es que en su cultivo, elaboración y comercialización se fomente la igualdad de género. Y eso no algo menor, sino algo realmente extraordinario. Por eso apoyar al Comercio Justo con mis decisiones de compra me parece la forma más fácil, efectiva y, ¿por qué no decirlo?, cómoda de activismo.

Cuando un producto es Fair Trade, las mujeres que han participado en la creación del producto:

  • Reciben un salario en igualdad de condiciones con los hombres.
  • Trabajan en ambientes en los que no se sentirán amenazadas.
  • Tienen condiciones que protegen su salud (especialmente durante el embarazo).
  • Su voz es escuchada: forman parte activa de la cooperativa, tienen voz y voto, pueden acceder a cargos directivos.

¿Qué productos Fair Trade fomentan la igualdad de género?

Ahí está la belleza y el poder del Fair Trade. TODOS los productos Fair Trade contribuyen al cambio. Todos.

Cecocafen

¿El Fair Trade te propone que cambies todos tus hábitos de consumo?

No, el Fair Trade te sugiere que busques alternativas éticas y sostenibles a productos de consumo habitual. Los más típicos son el café, cacao y azúcar, pero hay muchos más (cereales, ropa, bisutería… hasta móviles).

El Comercio Justo es una herramienta que puedes utilizar para fomentar el cambio y conseguir la igualdad de género.

Mira: cada día consumo. Por ejemplo, cada día me levanto y me tomo mi café y le pongo azúcar. Pues el Comercio Justo trabaja con esa realidad: consumir, voy a consumir. En ese caso, escojo que al comprar café o azúcar mi dinero vaya a parar a un lugar en el que se fomente la igualdad entre el hombre y la mujer.

¿Pasamos a la acción? Aquí tienes varias ideas:

  • ¿Eres más de café o de té? ¿O prefieres las infusiones como el rooibos? En la tienda de AlterNativa3 tienes decenas de opciones para encontrar una alternativa de Comercio Justo a tu bebida preferida.
  • Y en la ofi, ¿qué café tomáis? AlterNativa3 tiene un sistema de café para oficinas que te propone café ecológico y de Comercio Justo. Pasarse al café de Comercio Justo es una acción potente dentro del plan de Responsabilidad Social Corporativa de tu empresa. Además, es café del bueno… ¡y eso le gusta a todo el mundo!
  • ¿Cumpleaños a la vista? ¿Tienes que hacer un detalle? ¿Pronto es Navidad? En España hay más de 100 tiendas de barrio dedicadas al Comercio Justo. Seguro que allí encontrarás el detalle perfecto que necesitas.

Y si tienes poco tiempo o pocas ganas de ir de tiendas, en la web de AlterNativa3 encontrarás muchas opciones:

  • Café, cacao, panela y un montón de delicias (todas ecológicas)
  • Artículos Zero Waste super bonitos
  • Lotes de regalo con productos eco muy ricos
  • Vajillas de bambú para bebés…

TODOS los productos de la web de AlterNativa3 tienen el sello Fair Trade.

Debes tenerlo muy claro: tu poder como persona consumidora es muy grande. Y con tus acciones diarias puedes contribuir a la igualdad de género. ¿Alimentamos al perro bueno?

Sí, enséñame productos de Comercio Justo.

 

Autora: Eugenia González.

Tienes unos ideales que practicas en tu vida diaria. Compras productos ecológicos, intentas escoger productos de Comercio Justo. Pero a veces sientes que hay una desconexión entre lo que haces en tu casa y lo que sucede en tu lugar de trabajo. Tanto si eres una persona empresaria o un miembro de la plantilla, aquí te explico cómo llevar el Comercio Justo a vuestra empresa… y descubrir cómo os beneficia.

Este tema es muy importante, no dejes pasar este post (las acciones de las empresas marcan la diferencia a nivel mundial).

¿Sabes lo que es la RSC?

Las empresas hacemos mucho más que producir y vender. Nuestras actividades tienen un impacto en la sociedad y en nuestro entorno. No estamos aisladas: formamos parte de una comunidad, de la sociedad, del mundo. Y ahí es donde encontramos el concepto de la RSC, la Responsabilidad Social Corporativa.

La Responsabilidad Social Corporativa son las acciones que realiza una empresa y que tienen un impacto en su exterior, ya sea a nivel social, económico o medioambiental.

¿Las acciones de RSC benefician a mi empresa?

Sí, las acciones de RSC tienen ventajas claras:

  • Una empresa que comunica claramente cuáles son sus acciones de RSC y los beneficios que esas acciones reportan a la sociedad es más atractiva para los clientes e inversores.
  • Las acciones que forman parte de tu RSC pueden estar alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (definidos en la Agenda 2030). Cuando la RSC de una empresa está alineada con esos Objetivos, tiene más posibilidades de obtener ayudas y subvenciones, ya que los Gobiernos se han comprometido a impulsar los Objetivos.

¿Y cuál es el último beneficio? Uno personal, íntimo. Saber que gracias a tu trabajo construyes y contribuyes al cambio es algo muy especial, un orgullo muy importante.

Empresa de Comercio Justo en España
AlterNativa3 es una cooperativa familiar con sede en Terrassa. Desde sus inicios en 1992 apuestan por los productos de Comercio Justo.

¿Las acciones de RSC realmente tienen un impacto tan importante?

Sí, y es cuantificable. Mira, por ejemplo, sabemos que el 75% de la polución del mundo la generan las empresas. Es decir, la ciudadanía genera el 25% de la contaminación. A nivel individual es fundamental que las personas reciclemos e intentemos reducir nuestra huella de carbono de todas las formas posibles, pero eso solamente representa al 25% de la solución. 

El 75% del cambio está en manos de las empresas. El rol de las empresas es fundamental.

El impacto positivo de la RSC lo recibe la sociedad. Es decir, lo recibimos el conjunto de la ciudadanía.

¿Cómo llevar el Comercio Justo a tu empresa o lugar de trabajo? Aquí tienes 2 ideas prácticas:

1- ¿Tomáis café en tu oficina? Pásate al café de Comercio Justo

La forma más simple y efectiva de integrar el Comercio Justo en tu oficina es que el café que esté disponible para la plantilla, visitas y clientes sea de Comercio Justo. AlterNativa3 es muy consciente de lo importante que es tu RSC. Por eso te lo ponen muy fácil con su sistema BioCofficeTodo el café es ecológico, de Comercio Justo y de gran calidad.

  • Escoge tu pack en función de los cafés que tomáis a diario: 15, 30, 50, 100…
  • Hay diversos tipos disponibles: café fragante, descafeinado, Fortíssimo, de Colombia. 
  • En diversos formatos. Por ejemplo, cápsulas ecológicas biodegradables. 
  • También lo puedes acompañar con diversos tipos de azúcar naturales y ecológicos.

Café azúcar y productos de Comercio Justo para empresas

Quiero más información sobre BioCoffice

2- Obsequios de empresa: el detalle que marca la diferencia

En segundo lugar, los productos de Comercio Justo son ideales para:

  • Acompañar una nota de agradecimiento a un cliente o proveedor
  • Ofrecer una cesta de Navidad a la plantilla
  • Regalar productos rotulados con tu logo a tus clientes

La oferta de productos de Comercio Justo es amplísima y las combinaciones de productos son infinitas (y se adaptan a todos los presupuestos). 

En AlterNativa3 llevan muchos años ayudando a empresas a crear lotes personalizados y se adaptan a todas las necesidades. Tienes una oferta muy amplia de productos de calidad:

  • Cacaos y chocolates para todos los gustos
  • Cafés gourmet y de origen
  • Regalos (botellas y termos Zero Waste, bolsas de algodón…)

¿Qué te parece? Es una opción muy interesante de cara a las próximas Navidades.

¿Te interesa que exploremos cuál es la mejor opción para tu negocio? Laura es nuestra especialista en servicios para empresas. Puedes hablar con ella de lunes a viernes de 8h a 16h llamando al 619 17 87 79 (también WhatsApp). Si lo prefieres, mándale un correo a laura@alternativa3.com

¿Y si soy un miembro de la plantilla? ¿Qué puedo hacer?

Si eres una persona trabajadora, hay un montón de formas prácticas para llevar los productos de Comercio Justo a tu lugar de trabajo. 

  • ¿Tenéis una celebración? ¿Desear llevar un detalle a alguien que se jubila? 
  • ¿Buscas un detalle para un miembro del personal que va a ser mamá o papá?
  • ¿Necesitas una idea para el “amigo invisible”? 

En la web de AlterNativa3 tienes una gran variedad de productos bonitos y de calidad para todas estas situaciones: vajillas infantiles de bambú ecológico, botellas de acero inoxidable (para olvidarse de las botellas de plástico al lado del ordenador), tazas de cerámica, bolsas artesanales de algodón… Y cafés, chocolates, azúcar, infusiones de rooibos (natural, menta, naranja-canela, vainilla…). 

Todo son detalles bonitos y de Comercio Justo con los que quedar bien y, además, contribuir a crear un mundo más justo.

Si quieres echar una ojeada, aquí tienes el link a la tienda: https://alternativa3.bio/

¿Qué más puedo hacer? La acción más efectiva es COMPARTIR este post con las personas que toman decisiones sobre la RSC de tu empresa.

Desde 1992 AlterNativa3 se dedica a fomentar el Comercio justo y tienen una gran experiencia ayudando a empresas a encontrar formas prácticas y asequibles de mejorar su RSC ¿Pasamos a la acción?

 

 

Autora: Eugenia González.

Disfrutar de la Navidad y al mismo tiempo practicar el consumo responsable, el Comercio Justo y el Zero Waste parece un imposible. Pero… ¿lo es? Aquí te explico otra forma de celebrar las Fiestas.

Navidad un año más. Te hace ilusión, es una época especial. Pero al mismo tiempo hay tantas cosas que hacer: compromisos, compras, invitaciones… reconozcámoslo, celebrar la Navidad da mucho trabajoPero nos gusta, especialmente si en la casa hay peques. 

Y en medio de todo esto, la pregunta: ¿puedo celebrar las Fiestas de una forma que esté alineada con mis valores? ¿Disfrutar, y al mismo tiempo no caer en el consumismo y el despilfarro? Sí, ¡claro que sí!

La Navidad es una época especial. Pero no deja de ser una sucesión de días con sus pequeñas decisiones cotidianas. Puedes optar por un producto convencional, o bien escoger una opción más ética y sostenible. 

Ya sabes, tu poder como persona consumidora es muy grande. Y justamente porque la Navidad es una época de fuerte consumo, es una época ideal para practicar el Comercio Justo, las compras responsables y el Zero Waste. 

Pero… ¿cómo pasar a la acción? A continuación, te doy ideas prácticas sobre:

  • Regalos responsables
  • Recetas navideñas con productos Fair Trade 
  • Estrategias para tener unas fiestas Zero Waste

Regalos Responsables

Sí, regalar es uno de los actos más bonitos y gratificantes. Pero a veces cuesta mucho encontrar un regalo perfecto, contentar a la persona que lo recibe. Por no hablar de todas aquellas situaciones en los que regalamos por cariño… pero también un poquito por compromiso. 

Puestos a regalar… ¿por qué no regalar productos de Comercio Justo? Son de gran calidad, te garantizan que las personas productoras han recibido un pago justo por su trabajo y que en su fabricación se ha protegido el medio ambiente. ¿Qué más se puede pedir?

Café Comercio Justo

  • Tiendas de comercio justo. ¿Sabes cómo eran consideradas las primeras tiendas especializadas en productos Fair Trade? Tiendas de regalos (porque ahí encontrabas una gran variedad de artículos exóticos, artesanales y preciosos). Actualmente, en España hay más de 100 tiendas Fair Trade. Encontrarás regalos para satisfacer a todos los gustos: artesanía, bisutería, ropa, papelería, objetos de decoración, juguetes… hasta móviles.

A principios de diciembre suelo ir a una de estas tiendas y, en una sola tarde, les encargo todos los regalos a Papá Noel y a los Reyes.

¿Buscas una tienda de Comercio Justo cerca de ti? Aquí encontrarás más de 100:

https://comerciojusto.org/tiendas/

¿Prefieres las compras online? Aquí hay 16 portales especializados en Comercio Justo:

https://comerciojusto.org/tiendas/tiendas-on-line/

  • Cuando tengo un compromiso y no conozco demasiado bien a la persona opto por lotes de productos de Comercio Justo. ¿A quién no le gusta un buen café, un chocolate rico, un delicioso chocolate a la taza? En la web de AlterNativa3 puedes encontrar packs de regalo la mar de chulos y completos:

https://alternativa3.bio/navidad.html

  • ¿Y qué hacemos con todas esas ocasiones en las que no sabemos qué regalar? Ya sabes, el “amigo invisible”, la prima a la que ves un par de veces al año… y aquellas personas a las que quieres un montón, pero que son muy difíciles de contentar. Yo, en estos casos, soy una firme defensora de los tickets regalo. 

Cuando compras algo por puro compromiso, sin saber si gustará, te arriesgas a que ese artículo no sea utilizado. Eso es una pena, un despilfarro… ¿no te parece? En cambio, con el ticket regalo la persona compra lo que le gusta…y todos contentos. Además, te cuento un secreto: a mí me encanta recibir tickets regalo.

Las recetas de siempre… con ingredientes de Comercio Justo

Ya sabes, el Comercio Justo no te propone que cambies de forma radical todos tus hábitos de consumo. Te invita a que sustituyas productos de consumo habitual por otras opciones más éticas y sostenibles. 

Si durante el año te cuidas, compras productos ecológicos, optas por el Comercio Justo… ¿por qué no hacerlo durante las Navidades? Yo lo tengo claro: son fiestas especiales, pero sigo haciendo las acciones que me gustan y que me sientan bien.

Aquí te doy tres recetas navideñas. Son ideales para disfrutar en familia.

  • Turrón de chocolate crujiente. Bajo en azúcar, con intenso sabor a chocolate… ¡y vegano!

https://alternativa3.com/turron-de-chocolate-vegano/

  • Mazapán: sólo necesitas huevo, almendra molida, azúcar… y mucho cariño. Una receta superfácil, ideal para hacer con los peques de la casa y explicarles lo que es el Comercio Justo. 

https://alternativa3.com/receta-mazapan/

  • Estas galletas son nuestras favoritas. ¿Honestamente? Las hacemos todo el año, pero en Navidad las horneamos con forma de estrellita y así queda más festivo.

https://alternativa3.com/receta-de-galletas-cacao-maca-jengibre/

Navidad Zero Waste

El Zero Waste es una filosofía que te propone reducir al máximo los residuos que generas. Seamos realistas, en Navidad eso parece imposible… pero no lo es. 

Yo llevo un tiempo practicando el Zero Waste y, después de un par de Navidades, estos son mis trucos:

  • Utiliza bolsitas de algodón cuando vayas a la compra (para frutas y verduras, cereales, frutos secos…) Así no gastarás las del súper y generarás menos residuos. 
  • Si compras un producto envasado, prioriza las marcas que utilicen materiales biodegradables en sus envases.  
  • Reutiliza todo el papel. Papel de envolver regalos, cajas en las que te entregan los pedidos… utilízalos para hacer manualidades. Yo, por ejemplo, recorto todos los papeles en rectángulos más o menos iguales. Los sujeto con un clip muy grande y me queda un taco de notas de aspecto muy rústico la mar de bonito. Los tacos de notas que hago en Navidad…  ¡me duran todo el año! 
  • ¿Y qué te parece regalar productos Zero Waste? Muchas personas tienen curiosidad, pero se les hace una montaña y no saben por dónde empezar. ¿Por qué no ayudarles con unas bolsitas de algodón para ir a la compra? ¿O un paquete de cepillos de dientes de bambú? ¿O una bonita botella de acero inoxidable para olvidarse de una vez por todas de las botellas de plástico de un solo uso?

Aquí te dejo un link con ideas para regalos Zero Waste la mar de bonitos: 

https://alternativa3.bio/catalogsearch/result/?q=botellas

Zero Waste - AlterNativa3

Feliz Navidad… pero para tod@s

Personalmente, la Navidad me resulta una época del año un poquito estresante… Muy bonita, sí, pero llena de compromisos. Por eso he buscado una forma de disfrutar la Navidad a mi manera. Quiero que las acciones que haga durante esos días estén alineadas con mis valores: Comercio Justo, consumo responsable y Zero Waste. 

Reducir, reciclar, comprar de una forma más consciente… cada gesto suma. Es una forma de activismo muy potente. Me hace sentir bien conmigo misma. Y sé que repercute en las condiciones de vida de los demás. Y también en el planeta. 

¿Qué te parece? ¿Te apuntas a una Navidad responsable? Solamente se trata de sustituir algunas acciones por otras… pero el resultado es muy diferente. Aunque igual de divertido. 

Feliz Navidad.

Autora del escrito: Ariadna Coma, Periodista | bio@bioecoactual.com  | Aquí la publicación original.

Disfrutar de un buen café, de su aroma, de su sabor intenso, con la tranquilidad de saber que se ha elaborado con respeto a la naturaleza y a las personas. Bajo este concepto trabaja la cooperativa AlterNativa3, uno de los grandes referentes del sector BIO y Fairtrade español.

©Bio Eco Actual. Procés de torrefacció de café

AlterNativa3 nació en Terrassa (Barcelona) en 1992 con el objetivo de ofrecer alternativas responsables, sostenibles y de calidad a los productos de consumo habitual. Desde hace casi 30 años, procesa café, cacao y azúcar, en su fábrica elaboradora propia, combinando siempre el respeto al medio ambiente con la sostenibilidad económica y un trato justo a productores y trabajadores. Una filosofía que impulsó el proyecto en sus orígenes y que todavía sigue latente en todo el proceso de elaboración: desde la obtención de las materias primas hasta el producto final.

El día a día de la cooperativa se basa en la elaboración de productos saludables, sin conservantes ni aditivos artificiales, cuidando al máximo el proceso. Y para ello, se seleccionan las mejores materias primas. Se cultivan en pequeñas cooperativas de productores de origen, situadas mayoritariamente en el centro y el sur de América, África y algunas regiones de Asia. Fiel a la esencia del comercio justo, AlterNativa3 mantiene relaciones a largo plazo con los productores para asegurarse que reciben un precio justo en la producción de las materias primas y un margen económico suficiente para que puedan continuar con la actividad y vivir en condiciones dignas.

De este modo, AlterNativa3 ofrece una gama extensa de productos éticos y de calidad en su catálogo. En concreto, más de 200 artículos entre café, cacao, azúcar, bebidas, infusiones y golosinas, todos ellos certificados por los sellos de Comercio Justo (Fairtrade) y ecológico (Euro Hoja).

©Bio Eco Actual. Franc Baile (dereta) juntament amb l’equip de Bio Eco Actual

Artesanos del café

El equipo de Bio Eco Actual pudo ser testimonio de la dedicación y la pasión de los socios de la cooperativa nada más entrar en la planta de tostado, la primera y única tostadora de café 100% de Comercio Justo en España. Entre el olor envolvente del café, Antonio Baile, cofundador de AlterNativa3, nos muestra una pequeña tostadora con más de veinte años de historia. Fue la primera que entró en funcionamiento en la cooperativa y es, a día de hoy, una pieza honrada por su valor histórico y emotivo.

Tras las pruebas de tostado, para buscar siempre el mejor punto, aroma y sabor de cada variedad única o mezcla de café, buscando la fórmula perfecta, el proceso se automatiza y la maquinaria entra en acción. Los granos de café en verde (crudos), procedentes de entre 15 y 18 orígenes, se descargan en una gran balanza, donde se miden y se mezclan o no, según el producto, para conseguir el equilibrio buscado para cada una de las variedades. De ahí, el café viaja a la tostadora para tostarse lentamente a la temperatura deseada. Solo así, explica Antonio, se consigue un resultado homogéneo y uniforme en cada grano. Finalmente, los granos de café se enfrían y se trasladan a las máquinas de molido y envasado, de donde salen más de 100 toneladas de café de comercio justo y ecológico al año.

Cacao y azúcar

En la nave contigua se localiza la planta procesadora de cacao y azúcar. Allí se elaboran y se envasan cada año 600 toneladas de azúcar de caña y más de 20 toneladas de cacao. Todos los productos, una vez envasados, se trasladan al centro logístico de la cooperativa: al almacén principal, situado a pocos metros de la fábrica, junto a las oficinas. Allí se organizan y se preparan los pedidos para ser enviados a las tiendas especializadas, los establecimientos de restauración y también a particulares, a través del canal de venta online.

©Bio Eco Actual. Oriol Urrutia (izquierda) y Antonio Baile, Co-Fundador y Director General de Alternativa3 (derecha)

30 años de evolución constante

Paseando entre los sacos de café, Antonio recuerda la evolución de AlterNativa3 a lo largo de sus casi 30 años de trayectoria. Buscando siempre el equilibrio perfecto entre innovación y tradición, la cooperativa ha crecido a nivel de producción, manteniendo su implicación con la filosofía del Comercio Justo y con un alto nivel de conciencia.

La apuesta de AlterNativa3 por las políticas de responsabilidad social engloba todos los ámbitos, empezando con la relación con los productores, y hasta llegar a los consumidores, para ofrecer la máxima calidad y transparencia. Por ello, uno de sus objetivos principales es potenciar aún más la trazabilidad de los productos. “La trazabilidad del producto es muy importante para el Comercio Justo. Nos gustaría poder comunicar mejor el trayecto que hacen los productos, aunque es una cuestión global de todo el movimiento Fairtrade”, asegura Francisco Baile.

Así mismo, la voluntad de innovación ha estado clave en la cooperativa a lo largo de su historia para adaptarse al dinamismo del mercado y a los nuevos modelos de consumo sin perder de vista sus compromisos con la sostenibilidad. En este sentido, la introducción de nuevas máquinas de envasado y la busca de nuevos materiales biodegradables que generen menos residuos, a la vez que conserven todas las propiedades del producto intactos, es una de las acciones más recientes de la cooperativa. Del mismo modo, el desarrollo de nuevos productos, como la línea de artículos zero waste o las nuevas cápsulas de café de origen biodegradables, que serán presentadas próximamente, son determinantes para no perder el hilo de los nuevos modelos de consumo.

La cooperativa es, pues, un claro ejemplo de reinvención constante manteniéndose fiel a su filosofía. Garantía de que responsabilidad, solidaridad, sostenibilidad y ética están presentes en cada taza de café o chocolate de AlterNativa3.

Autora: Eugenia González.

Es muy probable que algunos de los productos que consumes habitualmente fomenten la explotación y la esclavitud infantil. ¿Eres consciente de ello? Aquí te cuento las claves para evitar esta situación y fomentar el cambio.

¿Qué mensaje lanzas con tus hábitos de consumo?

Una vez me comentaron que cada vez que yo compro un producto, el fabricante interpreta mi acción de una forma muy concreta: “mi producto le gusta”. ¿La consecuencia lógica? Fabricar otro producto. Y hacerlo todo exactamente igual. Pues cuando compro una tableta de chocolate que fomenta la explotación infantil en África, el fabricante interpreta mi acción de una forma muy concreta: “mi producto le gusta”. ¿La consecuencia lógica? Fabricar otra más. Y hacerlo todo exactamente igual.

Pues cuando compro una tableta de chocolate que fomenta la explotación infantil en África, el fabricante interpreta mi acción de una forma muy concreta: “mi producto le gusta”. ¿La consecuencia lógica? Fabricar otra más. Y hacerlo todo exactamente igual.

La relación entre el cultivo del cacao y la explotación infantil

¿Qué puedes hacer tú?

Estoy segura de que tú no quieres contribuir a esta situación. Estoy segurísima y, si eres como yo, te sentirás fatal. El cacao, en todas sus formas, es uno de mis productos preferidos y nunca falta en casa. ¡Me encanta el chocolate! Y tú, ¿cuántos años hace que consumes chocolate? ¿Los peques lo toman? ¿Lo tienes en casa a menudo?

¿La verdad? Me duele hablar de la explotación infantil. Pero he llegado a la conclusión de que la única forma de que se modifique esta situación es que tomemos conciencia. Si no hablamos, invisibilizamos la situación, negamos la realidad y cerramos la puerta al cambio.

Los datos me concienciaron

La explotación laboral infantil afecta al 11% de los niños y niñas del mundo. Eso son 168 millones de menores (datos de la PNUD- Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo). Y la crisis creada por el COVID-19 no hace más que empeorar esta situación.

Estos son algunos datos para reflexionar:

  • Más de un millón de niños y niñas trabaja en el cultivo de cacao en el oeste de África.
  • Entre 200.000 mil y 800.000 niños y niñas menores de 18 años son traficados cada año en el oeste de África.
  • La industria del cacao mueve millones de euros en Europa.

El trabajo infantil es una violación de los Derechos Humanos:

  • Afecta de forma directa al desarrollo de los niños y niñas.
  • Provoca daños físicos, psicológicos y emocionales para el resto de su vida.
  • Perpetúa la pobreza durante generaciones, ya que sin educación es prácticamente imposible ascender en la escala social.

La Organización Internacional de Trabajo afirma que: “en las condiciones actuales, a menos que se tomen medidas para aliviarla, la pobreza podría perpetuarse de generación en generación”.

¿Cuáles son las causas del trabajo infantil? Es un tema complejo, pero está claro que está enraizado en la pobreza y en las condiciones injustas del Comercio Internacional Convencional. Por eso el Comercio Justo, una alternativa ética al comercio convencional, es una solución.

¿Qué deberías preguntarte antes de comprar cacao? 2 cosas: si es ecológico y si es de comercio justo

¿El chocolate es ecológico? Cuando se habla de productos ecológicos muchas veces se pone el acento en si tienen más nutrientes que los convencionales, pero yo prefiero centrarme en lo que no llevan: fertilizantes químicos, herbicidas sintéticos, fungicidas industriales… Un producto ecológico no lleva químicos y por esa razón cuida tu salud y la de los tuyos. Por otra parte, si no se han añadido productos químicos nocivos, eso significa que las personas implicadas en su cultivo o elaboración tampoco han estado expuestas a esas sustancias nocivas.

¿Es de Comercio Justo?

¿La realidad? Mira, si un chocolate es convencional y no lleva un sello que certifique que es de comercio justo es más que probable que en su cultivo, elaboración, transporte o comercialización haya habido niños y niñas en situación de trabajo forzado, esclavitud o trata de personas.

En cambio, si lleva el sello Fair Trade significa que la cooperativa (asociación de personas agricultoras) que desea que sus productos sean certificados se ha adherido a la Convención de los Derechos del Niño, cosa que nos asegura que no habrá trabajo forzoso. Se implementarán condiciones para asegurar el bienestar, seguridad, educación y necesidad de jugar de los menores.

Y, gracias a las “primas” que reciben los productores, los infantes de la comunidad tienen acceso a educación, salud, agua potable… y no solo los niños y niñas, sino también las personas adultas. El Comercio Justo beneficia a toda la comunidad.

¿Puede ser que el Comercio Justo sea la solución?

Que no te engañen: los que apoyamos el CJ no somos un puñado de idealistas, somos millones de consumidores. Sí, no somos mayoría y el camino a recorrer es largo, pero existimos y con nuestras acciones cambiamos de forma real la vida de miles de personas cada día.

¿Cómo pasar a la acción hoy?

Fairtrade

Empieza a sustituir productos de consumo habitual por otros alternativos, éticos y sostenibles. Para estar segura de que el cacao (o café, azúcar, etc.) protege a los niños y niñas asegúrate de que el producto lleva el sello Fair Trade.

Estos productos los encontrarás en algunos supermercados, aunque es más habitual verlos en tiendas de productos ecológicos, dietéticas y herbolarios.

En la web de AlterNativa 3 tienes un montón de opciones de productos elaborados con cacao (y todos están muy ricos): chocolate puro, cacao soluble, chocolate con super alimentos, en tableta, de origen, gotas y coberturas… Y todos son ecológicos y de Comercio Justo. Y con la seguridad de apoyar a una empresa que lleva más de 40 años comprometida con el cambio.

Chocolate de Comercio Justo ecológico y los niños

Empieza con una acción pequeña. Y luego sigue con una cosa fácil. Pero no te pares, sigue haciendo cambios, aunque sea una cosita cada mes: el cacao soluble que toman los peques, ese detalle en forma de bombones que llevas cuando vas de visita, el chocolate con el que haces la tarta, las pepitas de choco que pones en las magdalenas…
Empieza con una acción pequeña. Y luego sigue con una cosa fácil. Pero no te pares. Tú (y yo y tantas otras personas consumidoras concienciadas) somos el motor que hace posible el cambio.

Sí, fomento el respeto a la infancia comprando chocolate de Comercio Justo

“Reconstruyamos con justicia” es el mensaje que resume las reivindicaciones del movimiento de Comercio Justo a nivel internacional y que han suscrito 230 organizaciones en nuestro país (ONG, entidades de la Economía Solidaria, finanzas éticas, ecologistas, empresas sociales, asociaciones educativas, sanitarias, de consumidores, sociedades científicas, etc.)

Con motivo del Día Mundial del Comercio Justo (sábado 8 de mayo), en AlterNativa3 nos unimos a la declaración “Reconstruyamos con justicia” emitida por una alianza de entidades de todo el mundo: Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO), Fair Trade Advocacy Office, Fairtrade, Red Intercontinental de Promoción de la Economía Social Solidaria (RIPESS), CIDSE (Together for the global justice), Act Alliance EU, The International Federation of Organic Agriculture Movements (IFOAM- Organics International), Social Economy Europe, Wellbeing Economy Alliance, International Cooperatives Alliance.

En esta declaración hacemos un llamamiento a instituciones y representantes políticos para pedir cambios hacia un modelo económico y comercial global más justo y sostenible en la era post-COVID.

Nuestras reivindicaciones se organizan en torno a cuatro ejes, desde los que son a corto plazo y de reacción hasta los de largo plazo y con propuestas proactivas.

PROTEGER

  • Asegurar que trabajadores, trabajadoras, productores y productoras dispongan de equipos de protección personal.
  • Mientras existan medidas de distanciamiento social y aislamiento, congelar los impuestos a las empresas que producen necesidades básicas y garantizar precios accesibles para las necesidades básicas y para los insumos necesarios para la producción agrícola.

REINICIAR

  • Hacer que los programas públicos de estímulo estén disponibles solo para las empresas que cumplan “los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas”, las directrices de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) sobre la conducta empresarial responsable, las políticas de compra responsable, la igualdad de género, el clima y los compromisos de conducta fiscal responsable, con límites a los dividendos de los accionistas y dirigidas a través de una toma de decisiones participativa y una gobernanza inclusiva.
  • Asegurar que las pequeñas y medianas empresas tengan acceso a una financiación accesible y flexible, con condiciones preferenciales para el Comercio Justo y las empresas sociales, las cooperativas y otros agentes de la Economía Social y Solidaria.
  • Poner en marcha políticas públicas de apoyo al Comercio Justo, a las empresas sociales, cooperativas y otros actores de la Economía Social y Solidaria, la agricultura ecológica y las prácticas agroecológicas, que ayuden a que estas alternativas se conviertan gradualmente en la norma. Estas políticas deberían incluir el apoyo empresarial a las organizaciones productoras para que accedan a nuevos mercados, el acceso preferente a una financiación accesible y flexible, así como la sensibilización de la ciudadanía, en particular de los y las jóvenes.

REESTRUCTURAR

  • Adoptar una legislación que garantice que todas las empresas y sus proveedores respeten los derechos humanos, laborales y ambientales, entre otros aspectos, mediante la mejora de las prácticas de compra y comercialización.
  • Promover la transformación gradual de las empresas convencionales con prioridad en las ganancias a modelos empresariales con prioridad en su misión, que den mayor importancia a las personas y el planeta frene a las ganancias.
  • Adoptar objetivos nacionales y, cuando proceda, regionales ambiciosos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, reducir rápidamente las emisiones de CO2 y garantizar el límite del aumento de la temperatura mundial a 1,5ºC, como se exige en el Acuerdo de París.


DISTRIBUCIÓN JUSTA DE LOS RECURSOS

  • Reformar los sistemas impositivos para incentivar el Comercio Justo, los productos orgánicos, las empresas sociales, las cooperativas y otros agentes de la Economía Social y Solidaria y desalentar las cadenas de suministro basadas en la explotación de las personas y el planeta.
  • Hacer de la adquisición pública responsable la norma y dar prioridad al Comercio Justo, las empresas orgánicas y sociales, las cooperativas y otros agentes de la Economía Social y Solidaria en la concesión de contratos públicos.

Con la declaración “Reconstruyamos con justicia” las organizaciones hacemos un llamamiento a representantes políticos e instituciones internacionales para que la recuperación de la economía y el comercio en la era post-COVID priorice los Derechos Humanos, la protección del planeta y se base en los valores del Comercio Justo y la Economía Solidaria.

Encontrarás más información en: https://comerciojusto.org/reconstruyamos-con-justicia/

Frente a los efectos del cambio climático, en los cultivos de Comercio Justo y en la tierra en general, es momento de cambiar la forma de hacer las cosas. Y también de dar voz a las personas productoras que se han adaptado a este fenómeno para poner su grano de arena en la conservación del medioambiente.

Eso es justo lo que pretende la iniciativa de la venimos a hablarte hoy: los podcasts de la campaña Cartas de Mujeres frente al cambio climático. En ella se atiende a las palabras de cinco mujeres de Nicaragua, Bolivia, Guatemala y Ecuador que han participado en INTERCAMBIO, un proyecto que promueve el liderazgo de las personas productoras en cuanto al cambio climático.

Comercio Justo y cambio climático: cinco testimonios de mujeres productoras

Estos testimonios nos dejan reflexiones interesantes como la de Irene Huarachi Arcayne, de la Asociación Nacional de Productores de Quinoa de Bolivia. Irene dice: «Con todos los cambios que vemos en el clima me pongo a pensar que no estamos cuidando la madre tierra.»

Añade que se siembra sin alimentarla, aunque puntualiza que algunas personas productoras sí que han mejorado el tratamiento que dan a sus parcelas.

Otro testimonio que podemos escuchar en estos podcasts es el de Lucía del Carmen Olivas Castellón, lideresa de la comunidad El Colorado, de Nicaragua. Lucía del Carmen cuenta que, en un inicio, no sabía que la transformación que estaba experimentando la tierra se debía al cambio climático. Sin embargo, esto cambió al empezar a hacer cursos sobre el tema, igual que cambió su forma de tratar los cultivos.

Explica que en su parcela ya no se talan árboles y que ha plantado varias especies de la zona, como valeriana, para procurar la conservación del suelo.

En AlterNativa3 valoramos mucho el trabajo de estas mujeres productoras de Comercio Justo por el cambio climático. ¡No te pierdas sus testimonios!

Hoy, y cada día, en AlterNativa3 nos unimos a la causa del Día Mundial contra la Esclavitud Infantil. Y es que aún hoy vemos cómo muchos niños y niñas en el hemisferio sur trabajan en condiciones de explotación para producir productos que consumimos en nuestro día a día, muchas veces incluso realizando tareas peligrosas.

Este problema va incluso más allá de que terminen los trabajos. En la mayoría de los casos, esta situación llega a afectar a la vida laboral futura debido a una menor cualificación. Todo ello, por supuesto, sin mencionar las consecuencias físicas y mentales.

Por eso, en AlterNativa3 siempre hemos dado importancia a hacer un consumo responsable. ¿Qué hay detrás de los productos que consumimos? ¿De la ropa que llevamos? ¿Del café que tomamos por las mañanas? Solo reflexionando sobre estos temas podemos pasar a actuar y liderar el cambio.

¿Cuándo nace el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil?

¿Por qué el 16 de abril? Se eligió esta fecha como un reconocimiento a la labor de Iqbal Masih, que pasó la mayor parte de su vida sufriendo la explotación de las fábricas tras ser vendido por su padre a los 4 años para saldar una deuda de la familia. A los 10 años consiguió por fin escapar, y dedicó sus esfuerzos a trabajar como activista para lograr que se cerraran varias de estas fábricas.

Sin embargo, el 16 de abril de 1995 fue asesinado por mercenarios de las mafias del negocio. Fue en 1998 cuando se instauró esta jornada que nos sirve para recordar no solo su caso, sino el de otros muchos niños y niñas que son explotados cada día.

Hoy es el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil, pero el cambio está en nuestra mano día a día. ¿Te unes? ¡En AlterNativa3 te estamos esperando!

    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda